20101128

¿Sabías que Paseo de la Reforma y Donato Guerra hacen esquina?.

Hasta ahora, siempre que Trying había viajado al D.F lo había hecho en navidad o durante algún periodo vacacional mexicano, y por ello lo que había encontrado era una ciudad medio vacía, perfectamente caminable y con un nivel de contaminación más que benévolo; pero esta vez aprovechamos el día de “acción de gracias” gringo que no tiene contraparte en México, así que por primera vez conoció al monstruo tal y como es.

La hermosa Avenida Reforma, un paseo estilo francés que data de finales de 1800, cuya soledad invitó a Trying en otras ocasiones a tomar fotos de pie a mitad de esa vialidad casi desierta, estaba convertida en un infierno de autos que amenazaban lanzarse sobre nosotros al menor descuido. Yo, con la mejor intención de llevarla a conocer la Biblioteca México, tuve la feliz idea de alejarla del tráfico y doblar hacia el oriente por Donato Guerra, una calle poco transitada que, aunque esperaba llena de papeles y algo sucia por ser donde se distribuyen la mayoría de los periódicos de la capital, confiaba nos ahorraria muchos pasos y el dolor de cabeza de tratar de atravesar varios cruceros.  Mi intención era salir a Balderas para dirigirnos por esta directo a la biblioteca. Cuadras antes de llegar, nos encontramos con un panorama inesperado para mí: Una calle repleta de basura, decenas de indigentes hacinados junto a los edificios, mal cobijados con papeles y mantas, excremento humano sembrado por doquier en las aceras y el nauseabundo olor de una ciudad que exhibe su horror y su injusticia; todo a escasos metros de la avenida más turística y cuidada de la capital.


No tuve corazón para sacar la cámara y tomar una foto. Esta imagen es tomada de Google Maps, lo que se ve no es de Donato Guerra sino otra calle, Humboldt, muy cerca de ahí y la cantidad de personas tiradas en la calle debe ser multiplicada por cuatro o cinco. Imagine ahora el penetrante olor de las deyecciones acumuladas de tanta gente y tendrá una idea de lo que pudimos ver.

Trying salió horrorizada del lugar y yo me moría de la vergüenza, no solo por haber juzgado mal la ruta, sino por enfrentarla así, desvelada, en ayunas y sin previo aviso, a la cruda realidad de un país que económica –y ahora también socialmente- se está desmoronando. Fue el inicio espeluznante de un viaje en el que al final nos divertimos mucho y le dedico un post individual a pesar de que duro apenas un par de minutos, porque creo que es injusto que, estando México en la situación en la que está, venga yo irresponsablemente a contar solo cosas bonitas, a enumerar la magia y la belleza que encontramos en nuestro camino cuando en realidad en México nos esta llevando la chingada.

El Gobierno Federal y el de la Cuidad de México han invertido enormes cantidades de dinero en conservar la belleza de Paseo de la Reforma mientras acumulan sus desechos en Donato Guerra, lejos de la mirada del visitante extranjero, del hombre de negocios y de los principales diarios del país pues estos ultimos, a pesar de que sus oficinas estan a unos cuantos metros, parecen no darse cuenta de su presencia o no contar con espacio para reportar la desgracia de esa gente, por tener sus paginas saturadas con la relacion de actividades del Presidente de la Republica y el Jefe de Gobierno de la capital.

Yo no quiero hacer lo mismo, no quiero que quien venga a leer este blog se encuentre con un escaparate de lleno tan solo de maravillas, porque quien lo escribe esconde lo feo debajo de la alfombra.



13 comentarios:

Implicada dijo...

A mi sí me hubiera dado susto... "qué mello", estoy muy adiestrada que no vaya a lugares solos y abandonados.

De acuerdo:
De vez en cuando hay que sacar los trapitos al sol =)

Bienvenidos.

Ya nos contarás más.

Bek dijo...

Incluso a mí me hubiera dado miedo. Siendo yo visitante regular de Tepis y ex-vecina de un conjunto de los frentes populares de Francisco Villa.

La verdad que ahora que esté allá sólo pasaré por lo bonito, imagíname; voy con panza, esposo y suegra pueblerinos suecos. Pero el anio pasado si me llevé a R, no a Donato Guerra, pero sí a recorrer algo del verdadero D.F, como debía ser.

PHERRO dijo...

Además de estar cerca de Reforma, también está a, más o menos, seis cuadras de "gobernación", entonces ni al local, ni al federal les importa un pito lo que sucede ahí, por supuesto es una muestra de como hace las cosas el "gobierno", sea cual sea el nível, lo importante son las apariencias y festejar.
Es un problema muy grande y desgraciadamente hacen un circo de cualquier cosa, ahora hasta a los emprendedores los pusieron a concursar en te levisión en esa farsa llamada iniciativa méxico.
Bueno, ojala haya sido el único inconveniente en su visita y la próxima ocasión tengan más tiempo para ver un poco más de lo bueno y lo bonito de la capital, digo si le buscamos los tres pies al gato, seguramente se los vamos a encontrar.
¿Ya están en casa?
Cuídense, que estén muy bien y les vaya mejor cada día, luego nos leemos.

la MaLquEridA dijo...

¿Anduviste por Reforma?, yo anduve hace unos días buscando a los alebrijes.

Conozco esa calle y me da un poco de temor. Barry a veces me enseña esas calles para que vea lo afortunada que soy con tener lo poco o mucho que tengo.

Ya conocías la ciudad así que no te asustes Arañita, dile a Trying que esa es la realidad de mi país desgraciadamente.

Besos, me ha dado pena que ella haya visto la realidad pero no se puede esconder y ¿para qué esconderla?.

Me he quedado triste.

:(

la MaLquEridA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
trying not to sell dreams for small desires dijo...

it is shocking seeing people living in this situation... not because they're homeless junkies or meth addicts...shocking because i can't control their lives...i can't make decisions for them....shocking because i can return to the safety of my own home and life continues "como si nada"

:(

todavia dijo...

Implicada:

La verdad mas que miedo, dolía ver a tanta gente en esas condiciones...

todavia dijo...

Bere:

Uuuy! te va a tocar mostrarles un D.F. de cuento, sin tanto trafico y con hartas cosas que la ciudad esta preparando para los visitantes. Yo creo que tu suegra se va a pedir que la hagan chilanga honoraria.!

todavia dijo...

PHERRO:

Aunque no me lo creas, cuando caminabamos por esa calle pensé en tí, me dije: Como conoce la ciudadd, seguro si el hubiera visto que entrabamos en Donato Guerra me habria dicho que mejor dieramos vuelta en otra calle.

Si, ya regresamos!

Saludos!

todavia dijo...

MaLquE:

Si, anduvimos por Reforma y no habia Alebrijes. Creo que los espantaste hace unos meses que luchaste contra ellos :)

No te pongas triste, que de aalguna manera encontraremos solucion para que se terminen estas diferencias entre los mexicanos.

todavia dijo...

Trying:

Exacto, eso es lo que duele: que si tienes un poquito de corazón no puedes continuar tu vida asi, como si no pasara nada...

Jesus Olague dijo...

Esa es la parte fea del México que no deberíamos ver, que no debería existir.

Desafortunadamente acá la miseria comienza a ser lo de menos, como las adicciones, los muertos, los vivos, mientras no sirvan para abonar al capital político y de poder de quien sea que le convenga (rojiverde azul o amarillo), y pueda comprarlo.

todavia dijo...

El problema es: ¿Que podemos hacer para que estas cosas no sucedan, Jesús? A mi se me acaban las ideas =(