20101107

Hielo

Foto: Wayne Papps (1959-2003)

El tiempo es un liquido incoloro que forma un torrente que se dirige hacia un mar que nadie conoce. Yo formo un cuenco con mis manos y lo sumerjo en aquel río, el cuenco se llena, saco mis manos y su contenido se filtra entre mis dedos. Al final solo consigo quedarme con una porción miserable que guardo en un congelador y vuelvo a repetir el proceso tantas veces como me es posible.

Este blog es aquel congelador.

Quisiera solidificar el río, pero corre muy deprisa y yo solo cuento con mis manos para retenerlo: rescato dos minutos y se me escapan horas, congelo una hora y varias semanas huyen sin remedio en una lucha que esta perdida desde antes que inicie.

Y los momentos que logro conservar están destinados a permanecer helados, pues no puedo reanimarlos. Formo con ellos una galería de espectros, una morgue, una caverna de carámbanos donde la soledad hace resonar los pasos de quien se aventure en ella.

Si alguna vez al entrar a este lugar sintieron frío, ahora saben la razón.

8 comentarios:

Jesus Olague dijo...

Así parecen ser los blogs, estáticos, como parece ser la memoria.

Aunque creamos que se va gran parte del río que intentamos recoger con las manos, un día verás que el agua que logramos rescatar es más de la que nos enteramos. Algún día te pasará lo que a mí, ahora escribo menos porque paso con cierta frecuencia a leer lo que alguna vez escribí, y a reconocer los 'efectos secundarios y daños colaterales'.

María Beatriz dijo...

Ojalá uno pudiera adueñarse del tiempo! Siento que pasa cada vez más rápido, como si el planeta cada día girara a mayor velocidad.

Al menos nos quedará el blog, con el registro de lo que vivimos, pensamos y soñamos alguna vez.

Un beso

Bidan dijo...

Creo que he conseguido que el río vaya más despacio, a partir de ahora... Ya te iré contando...

Bidan dijo...

Creo que he conseguido que el río vaya más despacio, a partir de ahora... Ya te iré contando...

Implicada dijo...

Cada vez que entro siento calorcito, nuca he sentido el frío, pero sí los intentos de atrapar lo efímero.
Qué bueno que rescatas del río esta agua dulce.

bixitoluminoso dijo...

me gusto pensar que el blog es un congelador, y que todo lo que aqui se deja se hiela de tiempo...

p.d. bonito cambio de diseño.

Fernando Manda dijo...

Después de todo, la vida es fluir. Gracias por congelar partes, creo que esos hielos refrescan bastante.

Millenia dijo...

La anología de intentar congelar el tiempo aquí me gusta, aunque contrario a lo que con congelar se asocia, este es un lugar cálido para guardar los recuerdos.