20100109

El día que dijimos adiós


En mi sueño, uno que había ido acuñando semanas atrás y que cada día era más intenso, abordaba ese avión una tarde clara y llena de sol. Desde mi ventanilla podía ver alejarse la ciudad que tanto quise, la que tantos años recorrí, padecí, goce. A mi ciudad. Nos despedíamos lenta, cálida y definitivamente hasta que terminaba cada cual siendo apenas un punto disolviéndose en la lejanía.

Lo que en realidad pasó fue que salí en silencio una sorda mañana de invierno y, desde mi asiento de pasillo, apenas pude ver un cúmulo difuso de opacos edificios que no reconocí. Un desdeñoso Distrito Federal me dio la espalda mientras el vuelo se alejaba. Cuando el avión recuperó la horizontal quedaron en el cristal, apelmazados, despojos de la capa gris de nubes que coronaban las sienes de una ciudad que había empezado a olvidarse de mi semanas atrás.


El cambio de fecha al 8 de enero del 2005 figura en un papel engrapado al reverso.

Con los años, tanto ella como yo hemos aceptado que ni ella ni yo nos fuimos ni del todo, ni para siempre.


(Nota: Este post es una muestra de como me hago tremendas bolas con las fechas y como soy incapaz de ubicar correctamente en el tiempo sucesos pasados: El boleto no es del 8 de enero del 2005, sino del 8 de enero del 2006, y no llevo 5, sino solo 4 años aqui. Trying se acaba de dar cuenta y por ello esta nota. Quise dejar el texto tal y como lo escribi para que quien no sepa, me vaya conociendo.)

23 comentarios:

Bek dijo...

Ya 5!
=)
Yo también guardo mi boleto del día que le dije adiós a esa ciudad que me sigue pareciendo mía.

trying not to sell dreams for small desires dijo...

tenias una maletota llena de cositas de ti...los libros...el sueter...los jeans....

tu cara.....

feliz...nerviosa....

quedate conmigo......

María Beatriz dijo...

Mis veinte años me llevaron lejos de Buenos Aires...En el avión lloré todo el viaje...siempre está en mi corazón...

Implicada dijo...

Las ciudades donde crecimos están llena de luz y opacidad, y aunque renegemos también las amamos. El próximo fin voy a tu vieja ciudad, seguro querrás te salude alguna que otra bella calle que recuerdas. Yo dejé mi ciudad un 2 de agosto de 2006.

la MaLquEridA dijo...

Esta ciudad que sé que te está esperando ver de regreso, y que además habrá alguien que si lo quieres, te esperará con los brazos abiertos cuando quieras volver para conocerte o conocerlos.



Saludos Arañita.

Noemi dijo...

Yo no tuve valor para abandonar la mía... Ni tan buenos motivos.
Y acaso no hay felicidad en eso, mezclada con la nostalgia?

todavia dijo...

Guárdalo, Bere, guárdalo como la prueba de que un dia te armaste de valor, lo dejaste todo y te fuiste. Es como el certificado de tu propia fortaleza. =)

todavia dijo...

Trying:

Si un dia tuviera que regresar al DF, pagariamos dos boletos, no uno. =)

todavia dijo...

Se siente bien feo ¿Verdad Maria Beatriz?

todavia dijo...

Si vas al DF, Implicada, toma fotos y nos cuentas en tu blog!!

Y si puedes, tambien hablanos de ese 2 de agosto del 2006. Nos encantaria leer.

todavia dijo...

MaLquE:

Hasta eso que las pocas veces que he ido desde entonces, el DF nos ha recibido muy contento y de buena cara.

Que ganas de regresar al mercado de San Angel a comer taquitos de rajas con huevo!!! Cambio todos los Mc Donalds de este pais por un taco de rajitas con huevo y otro de mole verde =9

todavia dijo...

Noemi:

Mi plan es ir contando a pedacitos, cada año, las cosas que fueron ocurriendo en esos dias en que me vine con Trying. Hubo de de todo, cosas hermosas y otras feas. Tenemos tiempo -espero-

Hay felicidad y nostalgia =) Esas dos sensaciones son los motores que nos impulsan hacia el dia siguiente.

Ministry of Silly Walks dijo...

La idea de partir siempre me ha dado un poco de temor. Pero más aún la de regresar.

todavia dijo...

Tuve una amiga que afirmaba que regresar era fracasar, Ministry, pero yo no acabo de creerle.

A mi me gusta pensar que un dia regresaré, aunque a veces pienso que no va a ser cierto. En todo caso, si hace 10 años me hubieras preguntado donde estaria dentro de 10 años te habria jurado que en cualquier parte del mundo menos en EU. =)

todavia dijo...

Bere:

Nomas llevo 4 años aqui Habiamos comprado el vuelo para el 28 de diciembre del 2005, pero lo cambiamos a enero del 2006.

No es raro en mi, a veces me preguntan cuantos años tengo y tengo que hacer cuentas primero =)

trying not to sell dreams for small desires dijo...

todavia,
eres muy malo con las fechas.....malo...aún asi, te quiero un monton!

gracias allah que no soy obsesiva con las fechas de los aniversarios...

claro yo también soy mala, mala con fechas...cuando entras a mi blog, miras un numero? busca muy bien....lo ves? adivinas?

todavia dijo...

Si se me olvida hasta mi cumpleaños, creo que tengo disculpa cuando olvido el dia de la boda o la fecha en la que hay que pagar el telefono. ¿no?

Gracias por el recordatorio!

Crónicas Urbanas dijo...

Es muy interesante lo que cuentas que viviste.
Como siempre me haces reflexionar. También yo, que me he mudado de muchos lugares, aunque tengo memoria confundo las fechas, las caras, los sentimientos y los hechos.
Me fui de mi casa a los 18. Hace poco leí que uno no tiene nostalgias de un lugar, sino de las circunstancias y las vivencias que en él ocurrieron; no siempre volver al lugar significa regresar, porque el tiempo tuyo ha cambiado, y aunque nos cueste aceptarlo ya no somos los mismos y seguramente el sitio habrá cambiado en algo diferente.
Disculpa amigo por el comentario tan largo, pero recuerdo que Hamlet le dice a un amigo: "Puedo estar encerrado en una cáscara de nuez, y sentirme Rey del espacio infinito".
Eres muy bueno en lo que haces, donde quiera que estés.

todavia dijo...

Cierto, Cronicas. Somos como el rio que nunca es el mismo. Pero algo permanece y es ese algo el que no hace ser nosotros.

Y la ciudad, aunque cambie es la misma, aunque quiza, eso si, ya no sea mas mia.

Me gusto muchisimo eso de " no siempre volver al lugar significa regresar" Que profundo


To puedes dejar tus comentarios del largo que quieras, porque siempre es un placer leerte.

Bek dijo...

pero claro!
por algo me echaron del poli ;)
Felices 4 a ti y a Trying

la MaLquEridA dijo...

¿Mole verde?.... siempre el mole verde solo de verlo me da sueño, pero si quieres te invito un taco.

Oye, ¿al mercado de San ángel?, ese era mi camino a la escuela cuando era adolescente, ah! que recuerdos has traído a mi mente.


Besos.

todavia dijo...

MaLquE:

¿Como esta eso de que te da sueño el mole verde?

¿Te de flojera? ¿O el mole verde contiene algun psicotropico que yo no conozco? A lo mejor es por eso que me encanta =) Nomas que no pique porque no como picante.

Habias de contarnos de esos recuerdos en tu blog, y de pasada por el mercado, nos quedamos a comer taquitos!

Ave Fenice dijo...

Algun dia me gustaria sentir, el porque aman tanto al DF. Ahi naci, y solo lo he pisado una vez, desde entonces. Lastima que estuve solo 3 horas.