20100705

Día de campo, gaviotas, conejos y otra fauna independiente.

Ayer cumplimos –a medias- un sueño largamente pospuesto en nuestra lista de propósitos de viaje: Trying me llevó al parque de aquí junto a comer tortas de chorizo con huevo y una pecsi.

Digo que cumplimos a medias porque le hicimos algunas reformas al plan original: No fuimos al parque de aquí junto, fuimos a uno más lejano, muy cerca de Bubbling Springs, aquel canal de aguas pluviales que recorrimos hace meses. Otro cambio fue que no llevamos tortas de chorizo hechas con nuestras manitas, sino que pasamos a comprar tortas de jamón y lomo a una fonda mexicana donde las hacen muy ricas. Substituimos además la pecsi porque solo tenían coca, pero ese cambio no cuenta pues la coca nos gusta más. Fuera de eso cumplimos el resto cabalmente, lo que cuenta es la intención.

Desde hace unos días, el sol se ha dignado aparecer a media tarde, así que el parque lucía perfecto para un día de campo.


Temprano en la mañana, mi plan era tomarle fotos a las tortas –que en serio están deliciosas- para postearlas aquí, pero se nos hizo super tarde y ya ladrábamos de hambre, así que en cuanto nos acomodamos las tortas pasaron a mejor vida sin discursos de despedida, ni la foto del recuerdo. ¡Ñam!

Y no éramos los únicos con el hambre atrasada:


Estos avechuchos siempre andan rondando las reuniones humanas buscando comida. Primero se acercaron dos de a poquitito, luego ya con mas confianza llegaron los primos y unos cuates.


A mí me cae re-gordo que se me queden viendo con cara de “dame, dame” cuando como, pero Trying tiene buen corazón y se dependió generosamente de parte de su bolillo para arrojares pedacitos. Y en cuanto el primero cayó al piso, cual si fueran acarreados de la CTM en mitin priista, se dejo venir toda la bandada.



En cuanto vieron que ya no había comida nos abandonaron para ir a buscar quien les diera más. Lo dicho, todas unas cetemistas...

Pero el objetivo del día de campo no era el día del campo en si, era ir a ver los fuegos artificiales del 4 de julio cerca del muelle. El año pasado nos plantamos muy cerca de la acción, pero sufrimos buscando estacionamiento y luego esperamos casi una hora para poder sacar el auto porque el trafico estaba fatal. Este año decidimos no acercarnos tanto, nos fuimos a quedar a una zona de apartamentos un poco mas atrás.


En esta zona de la cuidad, las casas tienen en la parte frontal un garage para tres autos y en la posterior su propio muelle, cada vecino cuenta con un yatecito para esos días en que la calor abraza.


Es decir, lo normal para el nivel de vida de cualquier trabajador del campo...
Elegimos este punto para ver los cohetes, pero como faltaba mucho tiempo, fuimos a darnos una vuelta por los muelles para regresar después:


En realidad el mar esta a un kilómetro de aquí, los canales que se ven fueron excavados para darle a estas casas una salida a la costa. Mi casa completa cabe en una de las recámaras de esas al fondo.


Condominios de super lujo. Con todo el su suntuosa vista al “mar”, no vi un balcón tan lindo como el de la casita.

Estos letreros son los nombres de algunos de los yates.




Un día me voy a ir a pasear al puerto solo para fotografiar letreros.


Nos encontramos esta planta de fresas salvajes, “Muy lindas” pensé “aunque seguro no son comestibles”. Pero cuando volteé ¡ya Trying se estaba comiendo una.! Hasta ahora no le han dado convulsiones ni le ha salido espuma por la boca, así que imagino que no eran venenosas. ¿Qué a que sabía? Dice que dulce. =)

Mas adelante Trying gritó: "Mira!"


El conejito se nos quedo mirando con desconfianza. Y en cuanto tomamos la foto corrió. Diez metros mas adelante:


A este nos le pudimos acercar bastante más. Seguramente ellos son los que gozan de las fresas salvajes.


Desgraciadamente no falta quien confunde la gimnasia con la magnesia...


Nada arruina la belleza que nos regala la luz. Creo que la peor tragedia que podría ocurrirme sería perder la vista...

Y llegó la hora del show.



La banda sonora fue cortesía de nuestros simpáticos amigos del letrero de “Dios bendiga a nuestras tropas” pero aun así el espectáculo –que duró mas de media hora- fue muy bonito.

Nos regresamos a casa para descubrir que no todos disfrutan de la fiesta: Moshki y Ramona ni habían comido porque estaban escondidos debajo de la cama, asustados por el ruido. A pesar de que la multa a particulares que truenen cohetes es de 1000 dólares –y nos consta que los policías andan cazando infractores-, había detonaciones por todo el vecindario.

Les debo la foto de las víctimas, como echamos la flojera todo el día no hicimos ni la cama y nuestro cuarto estaba impresentable.

16 comentarios:

Bruja Bonita* dijo...

Hola:

PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSSSS:

Que bonitas imagenes nos has compartido, FELICIDADES y GRACIAS...

Besos Brujos*

la MaLquEridA dijo...

¿Ya ves como si te sabes divertir?, le sacas el mayor provecho al día.

Oye y eso de las tortas con chorizo, imagínate que yo comí una el jueves y me dió gastroenteritis y es hora que no me puedo aliviar, jeje.

¿Te digo algo Araña pero no le dices a nadie?.

falta poco... muy poco.


Besos.

Implicada dijo...

Si seguimos con la metáfora sindicalista, diría que estas gaviotas se matan entre ellas por "ganar un hueso" bueno, un pan, pero es lo mismo en el sindicato.

Qué rico disfrutaron!!!

se me antojo la torta :)

Bek dijo...

Tortaaa mmmmhhh...Aunque con todo lo rica que la describes, apoco tanto como para ganarle a una de huevo con chorizo y mayonesa?? habrìa que probar.
Muy lindo el relato, hasta parece que vivo el dìa con ustedes, amè a los sindicalistas y al conejito.
Lo que si no me encanta, son los fuegos artificiales, me pone de nervios ver tanto humo cuando la luz se apaga, es demasiada mugre.Gracias por compartir :)

trying not to sell dreams for small desires dijo...

Two facts:

1. I'm NOT singing along in the video : p

2. I was secretly hoping for a hallucinogenic effect when I ate the wild berry, but dammit, it didn't happen...

Ministry of Silly Walks dijo...

Híjoles, a mí también me antojaron la torta y eso que acabo de comer.
A lo mejor hasta ahorita me ceno una, aunque dudo que me sepa igual sin el coro. ¿Cuentan los maullidos de seis gatos? Me parece que también son cetemistas.

Preciosas las fotos del atardecer.

todavia dijo...

Bruja Bonita*:

Gracias a ti =)

trying not to sell dreams for small desires dijo...

ah...ahora que veo las fotos otra vez....pienso que la zona de apartamentos es nuestro "apartheid" california style >:S

(power to the people!)

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Que buen paseo.
Es hermoso, detallado, sanamente envidiable.
Tú no sabes lo que es el tiempo (meteorológico) por aquí.
Hasta Bidan y Maribé se han ido a Mèxico.
Gracias por darme un poco de calor y color al día.

(Es cierto, Ustedes merecen un apatamento justo ahí).

Saludos cordiales.
Daniel.

todavia dijo...

Daniel:

El clima aqui esta siendo bueno solo por las tardes, en la mañana esta nublado y llovizna. eso si, no hace nada de frio.

A Bidan le fue muy bien en México! vaya vacaciones que paso el amigo =)

estan lindos los departamentos, pero Trying tiene razon: Huele a racismo ahi.
saludos!

todavia dijo...

MaLquE:

Tu comentario salió, se perdio, volvió a salir, a perderse y aca anda de nuevo. Creo que blogger anda borracho. =)


Oara que falta poco??

todavia dijo...

Trying:

Me extraña que no hayan llamado a la policia ante la presencia de dos mexicanitos morenos...

Ministry of Silly Walks dijo...

Mi comentario también se borró.

:(

Implicada dijo...

También algo le pasó a mi comentario
que publiqué por acá

y a los que han puesto en mi blog :(

pero bueno,

sigo queriendo esas tortas mmmm

Don Juan dijo...

Hola, recién me dediqué a leer algunas de tus entradas más antiguas y lei sobre el club postal, se que tal vez es un poco tarde, sin embargo, me anoto (correar@live.com).

Bellas fotos las tuyas, me recordaron aquel verano en que celebré el 4 de julio en la carrterea rumbo a Chicago había humo por doquier y bellos fuegos artificiales cubriendo el cielo.

saludos!!!

Millenia dijo...

Con todo y las moficiaciones de último moment, la idea era esa, y conservo la esencia pienso, y finalmente la pasaron bien. Por lo que nos muestras, el lugar parece muy hermoso con ese pasto verde, el solo brillando, las casas en el muelle ah preciosas, si se antojan. Que bonitos lugares tienes cerca de tí. Lo mejor es que puedes andar por ahí y nadie dice nada, acá lo más seguro habría tres puertas o retenes, antes de que los paseantes o transeuntes asomaramos las narices ;)
Esas aves siempre andan rondando la comida de uno, por suerte sólo en la playa me las encuentro, son bastante atrevidas, vi claramente como del plato que tenía en la mano una mujer, pasaban volando tan bajo como para robarle sus papas a la francesa que se estaba comiendo.
Gracias por compartir tu paseo :)
así conocí más :)