20100718

Todavía


Llevo varios años sintiéndome bien, feliz. No quiero decir que no tengo problemas, que no sufro de reveses, preocupaciones o penas (de todas esas tengo siempre en la alacena), pero cuando hablamos de felicidad y de tristeza, por lo regular lo que hacemos es un balance general de nuestro estado de ánimo, un promedio de nuestra situación. La felicidad y la tristeza absolutas son muy difíciles de alcanzar –no voy a cometer la novatez de decir que no existen: Existen y lamentablemente la segunda es mucho más común que la primera.- y yo nunca he llegado a ninguno de estos dos extremos. Pero conozco estadios que se aproximan a ellos y justo desde que me vine con Trying me siento mas cerca de la felicidad que de otra cosa.


Y ahora que me siento tan bien y que estoy consciente de ello, me urgía este post.

Tarde o temprano, la balanza se va a inclinar hacia el otro lado porque la vida es así, porque ella, muy a mi pesar, me pasará en algún momento la factura y como me gusta liquidar mis deudas habrá que pagar. Mi único deseo es que cuando ese día llegue, tenga yo la entereza suficiente para venir a escribir igual que hoy, que de tan feliz hasta me doy el lujo de tratar de maravilla las cosas más simples. Que tenga yo valor de levantar la mano, de decir: Sigo aquí, y a pesar de todo sigo siendo yo.

30 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

Yo creo que la felicidad es un estado tan abierto y generoso que le permite coexistir con las penas y las tristezas sin perder su cualidad esencial de felicidad.
Y ese coexistir también nos permite a nosotros maniobrar de un lado al otro del espectro anímico, preparándonos para la factura.
Así que... yo creo que sobrevivirás.

(A mí algunas veces me da un poquito de miedo ser tan feliz).

todavia dijo...

Eso exactamente: A veces da miedo se feliz.

Sé -confio, mas bien- que sobreviviré. El problema y lo que realmente me asusta es ¿En que estado?

Lo que pido es poder reconocerme cuando llegue el momento.

la MaLquEridA dijo...

Ser feliz es muy fácil... ahora lo sé.
Cuando llegue el momento de pasarte la factura y la balanza se incline hacia el otro lado, sabrás que ha valido la pena haber sido feliz.


No sé si me explico.

Besos.

todavia dijo...

Si, MaLquE, entiendo perfectamente =)

PHERRO dijo...

¿Y si no te cobra nada, igual le vas a pagar o qué?
Sé tan feliz que hasta la tristeza ría cuando se acerque a ti.
Luego nos leemos.

Millenia dijo...

Y que tal sí la balanza se queda siempre de lado de la felicidad? Partiendo de que la felicidad está dentro de no mismo, increíble y sorprendentemente. Que nos soltaramos por completo y nos permitieramos ser felices todo el tiempo, porque mucho he escuchado que a este mundo se ha venido a ser felices, sin pensar en que tal vez algún día se te pase la cuenta de tanta felicidad y cosas por el estilo.

escuchante dijo...

La felicidad es un estado que a veces,me pone un poco nervioso,ya que no augura nada bueno (porque se acaba,claro) jejej

Tienes un blog muy agradable.Leí el post de los gatos,me encantó.Tengo tres.
Un saludo.

Bek dijo...

Tal vez no te reconozcas si es que llegas a sentir esa tristeza absoluta a la que le temes y que no te deseo por nada del mundo. Según yo y mi limitada visión algo cambia definitivamente; a algunas personas les gustará, a otras no,pero una vez que se supera esa fase, uno mismo no quiere volver a ser el mismo de antes. Chispas, cantinfleo mucho. No se si me di a entender pero una cosa es segura, un poco distinto quizás, pero seguirás siendo tú.
Esperemos que esa factura no llegue nunca.

Por cierto que desde que estoy con R también me asalta ese temor!

Jesus Olague dijo...

A Borges se lo cargó la chingada seguro de que había cometido el peor de los pecados, no haber sido feliz; desafortunadamente siendo el genio que fue no tuvo la claridad de mente para reconocer la felicidad en lo más simple, para entender que el todo no existe sino la suma de pequeñas cosas.

Así pues, reconociendo esto, sabremos que cuando la vida pase la factura, ya se habrá pagado por anticipado.

¿O no?

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Me asombró este post. Es tán lógico.

Tengo a la felicidad como un "conjunto de momentos felices".
La desdicha, obviamente lo contrario.

No sé si puede decirse que resulta un mecanismo: por tantos momentos felices, tantos momentos desdichados... no sé si ésto funciona con ésta lógica.

Si algo deseo agregar es que ambos, buenos y malos momentos, hay que vivirlos con intensidad y gracia.
Si sigues la lógica, ¿qué sería del alivio sin el dolor?

Las penas y el dolor también son signos de vida. Hay que saber (y aprender) disfrutarlos.

Conciso y muy buenos: los post y los comment.

Saludos amigo.
Daniel.

todavia dijo...

Pherro:

Pues por supuesto que si pudiera irme sin pagar, me voy =)

Y disfruto! creo que se nota. Pero quiero estar conciente y, sobre todo, evitar que el día que las cosas vayan mal no me anime a venir a guardarlo tambien aquí. Hay que guardarlo todo.

todavia dijo...

Millenia:

Lo hago, disfruto y todo. Pero sabemos que está, por ejemplo, la muerte. Y no la de nosotros, sino la de gente que queremos. Yo aún no me enfrento a eso.

Este post pretende ser un recordatorio, una toma de conciencia: He sido feliz y debo poder salir de los momentos tristes. Lo quise decir ahora que todo está bien.


Se que me será muy útil algún día.

todavia dijo...

Hey escuchante! quise entrar a tu blog y no tienes!


Anímate a abrir uno! es una muy útil forma de psicoanálisis y una linda manera de conocer gente que vale la pena.


De todos modos aunque no te animes eres bienvenido aquí -con todo y gatos- Aunque ojalá lo hagas para conocer a tus gatos!


ese es el asunto: la felicidad se acaba. Y hay que saberlo para cuidarla.


Un saludo y gracias!

todavia dijo...

Bere:


Yo sé que tu conoces el dolor de perder a tu papá, sabes de lo que hablo, tu opinión es mucho más clara de lo que crees: Cierto, creo que tras un dolor muy grande algo -necesariamente- debe cambiar. Y por eso este post, para recordarme que ese cambio no debe afectar lo escencial.


Disfrutense muchísimo R y tu! Aca yo y Trying estamos intentando hacerlo igual!

todavia dijo...

Diste justo en el clavo, Jesús. Precisamente de eso se trata.

Me encanta que tu casi nunca dejas comentarios, pero cuando lo haces, caray...

todavia dijo...

Daniel:


A mi me gustan más los comentarios que el post. Aprendo de ustedes. Aprendo con ustedes.


Creo que, aunque se escucha raro tienes razón, el dolor también debe disfrutarse porque es parte del viaje.


Gracias!

trying not to sell dreams for small desires dijo...

me gusta que sigas siendo tu cuando estamos cranky, cuando hay june gloom y cuando hay sunny afternoons. me gusta todo contigo. y si no hubiera nada, tambien me gustaria....

todavia dijo...

... =)



Voy a copiar eso que dices y lo usaré en tu contra cuando nos agarremos del chongo ;)

Implicada dijo...

Todavía,

Voy llegando después de un viaje buscando a Clodo, ejejje, y de una caida gripal terrible, pero aquí estoy, con dolor de cabeza pero con ganas de escribirte.

Qué bueno, que todavía eres feliz, que bueno que todavía hay mucho para dar y vivir, me suena como los de AA sólo por hoy, "todavía". Si crees que hay que pagar, pagarás, por eso yo creo que Uno sólo toma la felicidad que ahí está y estaba siempre, y si hay tristezas no son pago, de verdad, no hay que castigarse ni sentirse culpable por ser feliz, nadie debe pagar por lo que es gratis :)

un abrazo sin virus griposo

Implicada dijo...

Será mi alucine con los antigripales? veo nuevamente la foto del cielo, y las nubes parecen moverse :)

María Beatriz dijo...

Hola Todavía:

Para mí la felicidad es una manera de recorrer la vida, independientemente de que los momentos puedan ser clasificados en "buenos" o "malos"...todo depende de cómo los mires...
Por dar un ejemplo, para alguien que quiere dar un paseo al aire libre, que llueva puede ser "malo", pero la misma lluvia para un agricultor puede ser un suceso "buenísimo"...

Ser feliz es estar vivo y tener conciencia de estarlo! Y eso se mide en cuánto disfrutas de las pequeñas cosas...

Me alegra muchísimo que seas una persona feliz!

Saludos
Maribe

escuchante dijo...

Tienes razón,debería abrir un blog.
Como soy más de leer...
Y creo que un poco voayer jjeje

Un saludo!

Fernando Manda dijo...

y para que querer estar conciente de las preocupaciones?.... los madrazos de la vida por lo general llegan cuando menos se esperan, y pues es chido que disfrutes los buenos momentos, y es más chido saber que no van a durar para siempre, pero por lo pronto, mientras no hayGa motivos de preocupaciones, pues a gozar que el mundo se va a acabar D: hay nos andamos leyendo... saludos!
Paz.

todavia dijo...

Implicada:

Gracias por tus palabras, como siempre son alentadoras =)


Que crees? que lo mismo me pasa a mi: siento que se mueven!

todavia dijo...

Maribé:


Tienes razón, todo depende de quien lo vea.

Tu también eres una persona muy feliz!

todavia dijo...

Escuchante:

Un buen principio es poner tu foto y la de tu gato! Ya nomas falta el blog!

todavia dijo...

Fernando:

Si si, tienes razón, no se trata de sufrir a lo gueyes. Pero pos asi funciono, que quieres: necesito saber, sino me atolondro todo cuando pasan las cosas. Si se con anticipacion reacciono mucho mejor. Es una especie de terapia esto.

saludos!

Bidan dijo...

Si sabes ser feliz, sabes encajar los reveses.
Ves, yo ahora esoy pasando por el otro lado de la balanza. Es una mierda, de verdad. Muy grande.
Pero como he sabido ser feliz cuando me tocaba, ahora lo llevo con toda la naturalidad del mundo.
Estoy muy triste, si. Pero se que pasará. Y pronto. Espero... :)

todavia dijo...

Gracias, Bidan!

hey... ya sabes (y si no lo sabes, enterate ahora): Si en algo puedo ayudar, en lo que sea, solo dime. Te lo digo en serio.

Implicada dijo...

Yo me vine a dar una vuelta, para recordar porqué eres Todavia.

jijijiji