20100709

La Felicidad y el Dolor

 
Nadie puede sentir más felicidad que aquella que es capaz de generar en otros.

 El dolor, en cambio, puede alcanzar niveles infinitos.
 

18 comentarios:

Ministry of Silly Walks dijo...

¿Será? Quisiera creer sobre todo esa primera parte. Y que funcionara a la inversa también.

María Beatriz dijo...

Me gustaría poder contagiar mi felicidad a otros y que mi dolor no le haga daño a nadie...y viceversa

Pero a veces eso no sucede =..(

Saludos

Implicada dijo...

El dolot puede tener fin cuando nos acordamos de la felicidad... creo, espero, tengo fe.

Héctor dijo...

Interesante frase... fíjate que a mí me pareció un pie de figura apropiado para la caricatura que aparece a la izquierda, con la propuesta de que renuncie FeCal; qué agridulce coincidencia, ¿no?.
Por cierto, pulsé sobre la imagen y se me anunció que no pudo enlazar. ¡Ojalá no haya desaparecido tan loable iniciativa!

Gracias por tu visita y por recibirme.

todavia dijo...

Ministry:

No lo habia pensado, tienes razón, ojalá funcionara a la inversa.

todavia dijo...

María Beatriz:

Creo que es más fácil contagiar lo malo que lo bueno =(

todavia dijo...

Implicada:

Creo que las dos son cosas que pasan. Deberiamos intentar aprender a disfutar la primera mientras la tenemos y a pensar que la segunda va a pasar.

todavia dijo...

Héctor:

La probé y si funciona! De cualquier modo te dejo el enlace escrito aquí:

http://www.facebook.com/group.php?gid=215247936591

Hay que aceptar que no juntamos el millon en 30 días y que el ritmo del grupo perdió su momento (como siempre, las cosas en internet pasan de moda y se olvidan muy deprisa) Pero el numero aumenta. Y sabemos que la inmensa mayoría del pais enojada con el pelele no solo no tiene facebook: Tampoco que comer.

Por allá en tu blog me tendrás dandote leta =)

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Sin leer los comentarios, pensé muy parecido a Ministry. (A la inversa el tema se aproxima a la realidad).
Salvo que el concepto refiera a una comunidad o grupo de gente, y no a un individuo.
No encontré ningún enlace, salvo el que figura en una respuesta.

Saludos amigo.
D.

PHERRO dijo...

La felicidad también es infinita, pero ha sido reducida a una finalidad efímera, a formas y satisfacciones materiales pasajeras.
El dolor es necesario para adquirir experiencias, el dolor es aliado de la conciencia, el dolor y la felicidad no son opuestos, son una parte en la búsqueda de la satisfacción.
Luego nos leemos.

Millenia dijo...

Si creo que hay momentos en nuestra vida que el dolor se sienta infinito en cuanto a intensidad, pero su duración si es finita. Lo mismo para la felicidad :)

todavia dijo...

Crónicas:

Tienes razón con aquello de la realidad: A veces parece que buscamos causarle dolor a los demás, y creo que funciona tanto individual como de manera colectiva, naciones que buscan causale dolor a otras es el pan nuestro de cada dia.

todavia dijo...

Pherro:

Creo que tienes razón en que ambas cosas no son opuestos, sino parte de la misma cosa. También estoy de acuerdo con que en esta sociedad de consumo, nos difrazan la felicidad de la acumulación de bienes, depende de nosotros no caer en esa trampa.

En lo que no estoy de acuerdo es en que el dolor sea necesario para adquirir experiencias y menos aún en que sea aliado de nada. El dolor es una consecuencia de actos nuestros o externos, de volteretas de la suerte o la casualidad. Ocurre y ya. Cualquier cosa que obtengamos de él dependera de nosotros. Aunque este sea la causa, su calidad de motor no lo convierte en algo ni necesario ni deseable.

todavia dijo...

Millenia:


Eso que dices es lo más importante de todo esto, lo que debemos tener siempre en mente cuando alguno de los dos se presenta en nuestra vida:

No durarán para siempre.


=)

la MaLquEridA dijo...

El dolor deja huellas imborrables, la felicidad es tan efímera que se borra al instante.

todavia dijo...

Pero el dolor es impotente, solo sabe rasgar y desteñir, solo sabe de amenazas y duelo, y tardes grises y noches que no se acaban. Pero es incapaz de crear.

La felicidad, en cambio, es, ya sea por su presencia o su ausencia, la madre de todas las cosas que el hombre ha hecho y que valen la pena.

la_luminosa dijo...

esperemos que esto este escrito influenciado por la felicidad y no por el dolor, en cualquier caso recibe un abrazo, pedazos peqeños de felicidad.

todavia dijo...

Cuando lo publiqué, pensé que podía pensarse que la depresión me hacia presa. Luego, tras los comentarios, me dí cuenta -hasta con cierta extrañeza- que nadie pensó que estaba hablando sobre mí.

No se si esto es bueno o malo. Puede significar que no me se expresar o que quien me lee me conoce y no piensa que yo puedo ser capaz de deprimirme de esa manera. Al menos no tan rapido y sinj razon aparente.

Pero tu lo pensaste y te agradezco mucho la preocupación, Quiere decir mucho para mi eso que me dices. Quiere decir mucho sobre ti y sobre mí. Gracias en verdad.


No te preocupes, estoy bien. Este post fue un comentario que le deje a una amiga en su blog y creí que debía salvarlo convirtiendolo en post.

Gracias otra vez =)