20081113

Paraiso imperfecto

Buena parte de la región costera del Sur de California goza de un clima privilegiado que le brinda una impresionante cantidad anual de cielos despejados. –si alguna vez alguien se pregunto como era posible que en la serie Guardianes de la Bahía las playas siempre tuvieran un cielo convenientemente azul y un sol radiante la respuesta es: Porque en realidad así es el clima en el Sur de California- Y estos últimos años, afectada la zona por una ya preocupante sequía, la cantidad de días a pleno sol ha aumentado.

Tener cielos azules casi todo el año debiera ser algo hermoso –tan hermoso como el espectáculo de nubes bailarinas que pude presenciar ayer-, pero no existe el paraíso perfecto y este edén también tiene sus demonios.


Es difícil voltear a ver el índigo tapiz del cielo sin descubrirlo cortado en dos, y a veces en muchas mas partes, por estelas de condensación que dejan los aviones militares volando a gran altura. Es como una especie de recordatorio que de que la belleza que se ofrece a nuestros ojos tiene un precio muy alto que debe ser pagado en el resto del planeta. Es una advertencia y una amenaza:

“Vives en un país de guerra, donde se fabrica el terror y la miseria que se vive en buena parte de la tierra. Tu casa, tu auto, tu libertad y este cielo ni son gratis ni son tuyos. No lo olvides”