20100218

Diez horas

En este país donde se paga por horas y los contratos colectivos son una especie en peligro de extinción, los horarios de trabajo suelen ser algo caprichosos; y en medio de esta crisis, con una tasa de desempleo que raya en el 13% y rodeados de gente que se arrojaría sin pensarlo a cubrir la plaza que dejas, incluso por un salario menor, pensar en cambiarse de trabajo no parece una opción. Mi jefe, que se debate entre el capitalista sanguinario y el ser humano que viven dentro de él, tuvo la delicadeza de invitarnos a comer y explicarnos la situación de la empresa y las opciones que tiene para cumplir con sus contratos, y nos propuso dos opciones: Trabajar 9 horas diarias y 5 los sábados o trabajar 10 horas diarias y descansar el fin de semana completo, durante los próximos tres meses como mínimo. Tras una breve votación, la decisión casi unánime fue la de 10 horas, comenzando este pasado lunes.

En esta cuidad de migrantes, trabajar jornadas largas es signo de bienestar. Yo he conocido gente que se deprime si solo trabaja 40 horas por semana, otra que tiene dos empleos de jornada completa y algunos que trabajan los siete días de la semana con horario de entrada pero no de salida. La vida es muy cara aquí, los migrantes sueñan con tripular una inmensa camioneta equipada aunque solo se suban a ella para ir a trabajar, tener una casa grande aunque solo la visiten para dormir, y el teléfono móvil de ultima generación aunque solo reciban llamadas de trabajo y marquen solo para avisarle a su familia que van salir tarde otra vez.

Podría fanfarronear diciendo que prefiero ser pobre a trabajar sin descanso, jactarme de que no necesito ni la cuarta parte de las cosas que es casi obligatorio poseer en EU y presumir que para sentirme feliz me basta con tener cubiertas las necesidades básicas pero, aun cuando esto es cierto, también debo aceptar que hay muchas cosas que Trying y yo queremos hacer para las cuales se necesita dinero irremediablemente y que ninguno de los dos esta en posición de ignorar por más tiempo la fecha de nuestro retiro que, si bien lejano aun, nos alcanzará y es preciso estar preparados.

Sobre el trabajo, Marx escribió:

“...El obrero ni siquiera considera el trabajo parte de su vida; para él es más bien un sacrificio de su vida. Es una mercancía que ha adjudicado a un tercero. Por eso el producto de su actividad no es tampoco el fin de esta actividad. Lo que el obrero produce para sí no es la seda que teje ni el oro que extrae de la mina, ni el palacio que edifica. Lo que produce para sí mismo es el salario...”

K. Marx. “Trabajo Asalariado y Capital” 1849

Y cuentan que cuando le preguntaron a Buda (hay quien dice que fue a Ghandi) que era lo que más le sorprendía de la humanidad este respondió:

"Los hombres, que pierden la salud para juntar dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud; y que por pensar ansiosamente en el futuro olvidan el presente, de tal forma que acaban por no vivir ni el presente ni el futuro, viven como si nunca fuesen a morir, y mueren como si nunca hubiesen vivido "

No sé en cual de estos dos estadios me encuentro yo, me parece que, como casi todo el mundo, un poco en ambos...

Trying ya contó muy brevemente la difícil situación que atraviesa el magisterio aquí en EU y la manera en que la crisis presupuestal de California va a afectarnos; así que este asunto de las horas extras viene a convertirse en una noticia buena a pesar de los pesares: Mientras muchos pasan las de Caín viviendo del seguro de desempleo que da el estado, si bien les va, yo tengo trabajo, mucho y garantizado, aunque esto signifique no tener ya casi tiempo para nada en las mañanas y llegar en las tardes con la pila a media carga.
 

Las ventanas de donde trabajo. La luz pasa a través de ellas, pero tan difusa, que lo único que se ve son manchas de color irreconocibles. Esta es mi visión del mundo durante 10 horas al día.
Por ello, quizá, a veces no lo comprendo bien.

21 comentarios:

Lala dijo...

Vaya pues si que esta difícil la cosa, no se que decirte mas que darte ánimos y decirte que nada es para siempre ni lo bueno ni lo malo.

todavia dijo...

Gracias Lala, todo esta bien, en realidad el unico promblema es que te sacan de balance cuando te mueven los horarios en los que acostumbras moverte. Eso y el cansancio, pero en realidad estoy bien.

Solo sigo sabio el consejo que Ministry le da a Trying en su blog: Si queremos llorar en nuestro blog, lloremos, pa eso son =)

Ave Fenice dijo...

pienso publicarlo en mi blog como un post pero a ti te diré primero, ayer despidieron a 14 personas en la empresa para la que trabajo. Nunca había sentido tanta tristeza en la oficina, despedidas y lágrimas, aún las siento.

Ministry of Silly Walks dijo...

Conozco bien ese ruido mental que acosa cada vez que por diferentes situaciones nos vemos en la necesidad de hacer cosas que no queremos o con las que estamos en desacuerdo. En estos días las opciones son pocas y yo estoy segura de que tomaste la mejor.
Son momentos difíciles en muchos ámbitos, y todo esto se refleja en la vida familiar, de pareja.
Yo estuve de quejica en mi blog y bueno, de ahí en delante sólo para arriba. Ventilé.
Deseo que estas experiencias tan estresantes para ti y para Trying sólo les dejen aprendizajes.
Al final sólo queda decir "Hey, tengo trabajo" para que nos den ánimos y regrese la paciencia.
Un abrazo a los dos.

Bek dijo...

Ahora si que depende del cristal con que se mire, me alegro mucho que conserves tu trabajo :) pero si no me gustan esas situaciones donde vivimos para trabajar,en la empresa en la que trabajaba era mal visto que se trabajara solo 8 horas, o sea, las que eran y por las que me pagaban. Todo mundo se quedaba como mìnimo una màs y cuando andàbamos en temporada alta lleguè a salir hasta las 9 pm (entràbamos a las 8) yo sentìa que realmente no tenìa vida. Y habìa casos peores!
En fin, lo tuyo es por una buena causa y esperemos que en un tiempo las cosas mejoren y puedas tener tu horario normal ;)

cantodecaza dijo...

El dilema (trabajar para vivir o vivir para trabajar) ya no existe. Quieren capitalizarlo todo, incluso nuestra vida.

Fernando Manda dijo...

Uhmmm... el dinero no es la vida, pero sin el no hay comida.. jeje pues la vida cada vez cuesta más, y pues a trabajar :S en el futuro, lo unico que nos queda es el fruto del trabajo...
aunque pensandolo bien, prefiero asaltar bancos xp jeje
saludos!
Paz.

Implicada dijo...

Afortunadamente te alejas del crital de tu trabajo y aquí en tu blog abres las ventana de par en par, aquí hay mucha luz,

saludos, abrazos y calma para ti y Trying

la MaLquEridA dijo...

Desafortunadamente la terrible situación se está viviendo en todos lados, lo único que hay que hacer es agradecer los que tenemos trabajo porque entonces si no lo hubiera no sé que sería de nosotros.



Un abrazo arañita.

todavia dijo...

Ave:

Solo hay una cosa mas triste que ver salir a los compañeros con sus efectos personales dentro de una caja: Es ir cargando una caja con tus efectos personales mientras todos te miran con una mezcla de lástima y temor...

todavia dijo...

Ministry:

Pareciera que mientras se avanza en el tiempo, la cantidad de decisiones que tomamos en contra de tu voluntad se incrementa. Y si, el ruido que producen dentro de la cabeza no deja dormir.

Estamos bien, contentos. Solo termionamos más cansados =)

Un abrazo también.

todavia dijo...

Bere:

Mi especialidad no es conseguir trabajos lindos =)

Pero creo que, unos más, otros menos, la mayoria sufrimos el trabajo. Conozco poca gente realmente feliz con lo que hace para ganarse el dinero.

Disfruta tus vacaciones obligadas, Bere: un dia las vas a extrañar =)

Un abrazototote.

todavia dijo...

Bichito:

Yo ando decidiendo en donde pediré que me coloquen el código de barras. Quiero al menos reservarme el privilegio de decidir eso.

todavia dijo...

Fernando:

Atracar bancos no es mi estilo.No es que no me emocione el riesgo, pero logro encontrar un color de medias que combine el tono de mi tez.

XD

todavia dijo...

Implicada:

Que dulce! Mil gracias!!


Estamos bien =)

todavia dijo...

MaLquE:


Siempre es mejor tener un trabajo del cual quejarse =)

Gracias, MaLquE! va otro abrazo de regreso!

G dijo...

yo trabajo de 10-18 horas diarias, asi es la vida en este pais.
Tengo unos meses buscando un mejor empleo y no es facil, la economia no ha mejorado desde mi punto de vista.

Ps. si te sirve de consuelo yo me siento aliviada cuando solo tengo que trabajar 10 horas.

saludos,

todavia dijo...

G:

Aqui donde trabajo solo una persona esta conforme, al resto le gustaria irse a otro lugar pero no hay a donde y por eso mejor todos nos quedamos ahi.

18 horas???? a que hora duermes??

Que bueno que ya se ve tu blog, si no te molesta desde hoy te sigo =)

Bidan dijo...

Deberías cambiar esos cristales por otros transparentes. Eso, si lo que hay detrás vale la pena ver.
Si no, pega fotos de los que quieres y de los lugares que te traen buenos recuerdos.
Si te dejan, claro...

todavia dijo...

Esa es una estupenda idea, Bidan! gracias!

Anónimo dijo...

Buen comienzo