20091018

Tengo manita, no tengo manita, porque la tengo desconchavadita

En el año 2000, tras 70 años de gobiernos de un solo partido político, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Vicente Fox Quezada, mediante una exitosisima campaña de publicitaria, se convirtió en el primer presidente mexicano de un partido opositor, apoyado por una sociedad mexicana deseosa de un cambio. Una de las imágenes mas recordadas de Vicente Fox durante su campaña electoral es la del candidato haciendo con su mano la señal de la victoria.

Vicente Fox saludando a los asistentes a un mitin en el Estadio Azteca. Por supuesto la seña no la inventó él, pero en un México políticamente estancado en el siglo 19, su uso fue un suceso inédito y muy efectivo.

No tardó mucho tiempo el nuevo presidente en demostrarle a todo el país su ignorancia en materia política, económica e incluso cultural, en contraste con sus grandes dotes como comprador de toallas, prestador de servicios de mudanzas y bibliotecario, entre muchos otros oficios que seria agotador enumerar.

Vicente Fox tras su periodo de gobierno, dejó en millones de mexicanos el sentimiento que le queda a alguien que compra de esos aparatos de ejercicio que venden los informeciales: La única cosa cierta del anuncio es que el aparato terminará debajo de la cama.


Fox al ser declarado ganador de los comicios del 2000. Debajo de la cama, junto a los demás productos anunciados por la tv y que no sirven, se quedaron las promesas del ex-presidente, quien dijo, durante una entrevista en abril del 2000 sobre lo que le ofrecía a México de llegar a la presidencia: ''Honestidad, trabajar un chingo y ser poco pendejo"

Fox, enfermo de soberbia y preso de su propia estupidez, nos brindó y aun nos brinda deprimentes ejemplos de las razones por las cuales debemos estar arrepentidos del error que cometimos confiando en él. Uno poco conocido, pero no menos infame, es el “Monumento” a la V” que mando a construir (él o algún bichejo zalamero) en San Cristóbal, Guanajuato, localidad donde se ubica el rancho en que Fox vive, para conmemorar su triunfo en las elecciones. El monumento en cuestión se ubica en la plaza principal y consiste en una mano haciendo la mencionada señal.


Una “escultura” horrible e intrascendente (foto tomada del sitio del Centro de Estudios, Biblioteca y Museo Vicente Fox Quezada A.C. que es otro abominable ejemplo de la desbordada vanidad del expresidente)

Pero hace unos días, un mexicano (o mexicana, como diría Vicente) en un acto de justicia, transformó de un solo golpe este oprobioso signo en una metáfora de lo que la mayoría de los mexicanos pensamos, no solo del licenciado Fox y su gobierno, sino de sus correligionarios que aun están en el poder y se esfuerzan por llevar al país a un peligroso estado de caos.

“Cada rato la tumban” declaro a la prensa una vecina del lugar (foto tomada de Diario Milenio, edición del 18 de octubre)

“Desde hace ocho días que fue destruida el monumento del 2 de julio (sic), nadie lo ha reparado. Otras veces, dicen que Fox mandaba a que lo arreglaran, pero hoy nadie lo ha hecho.” Dice el diario.

Yo pienso que tal vez no es una editorial con la que algún ciudadano anónimo pretende expresar su opinión; cabe la posibilidad de que el propio Vicente nos este enviando un mensaje sobre lo que en realidad su manita haciendo la V significa.

8 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

De política ni hablar, me meto en cada lío que luego me quieren hasta linchar.

Yo mejor dejo saludos.

Que ya no quiero acordarme que voté por el Fox, ni modo, echando aperder se aprende.

Saludos Arañita.

todavia dijo...

Fijate, MaLquE que cuando empece este cuaderno me prometi no hablar de politica, creo que tarde como un mes es echarme para atras... No puedo evitar leer los diarios y hacer corajes y pretender que no me afecta o me indignan ciertas cosas. Claro que como se muy poco de politica, solo hablo de ciertas cosas y me callo todo lo demas, aunque abrir la boca conlleva el riesgo de que alguien que sepa mas venga y me calle la bocota, pero no tengo de otra que correr el riesgo.

Yo vote por Gilberto Rincón, asi que estamos en las mismas.

saludos!!

Berenice dijo...

Dicen que de los arrepentidos quiere Dios, y a mi seguro que me ama, me adora. Yo no voté por éste fulano por que me faltaba un poco de edad, pero sí tenía propaganda en la ventana, MI ventana, hazme el favor. Aunque bueno, de todos modos, mucha opción no había. Nunca había visto el Monumento al 2de Julio jajaja me pregunto donde lees estas cosas.

Noemi dijo...

Una maravilla la transformación del monumento... Me hizo sonreir :)

Yo nunca voto... Nunca voto a nadie.

Abrazo :)

Implicada dijo...

jejejeje el payaso más caro que hemos tenido :)


Muchas gracias por las fotos y el artículo :) lo difruté mucho

un abrazo :)

todavia dijo...

Bere: Yo vote por Gilberto Rincon cuando gano Fox. Pero la noche de la eleccion salia la calle a recorrer casillas y a comprobar, hasta con gusto, que habia perdido el PRI. No puedo negar que pense que de verdad las cosas podian cambiar en Mexico. Pero al mes ya todo se habia ido al caño. Ese es el defecto de los Mexicanos, soñamos, bien lo decia Chava Reyes...

Esta nota la lei en Milenio Diario. Esa es otra cosa que me averguenza: reviso ese periodico diario. Dos veces al dia =(

todavia dijo...

Noemi: Verdad que deberian dejarlo asi? Pido el Premio Nobel de escultura al que lo corrigio!

Yo casi siempre voto, asi que tengo mucho de que arrepentirme =S

Saludos!

todavia dijo...

Implicada: Jijos, de plano que si.... valia mas haberse contratado a todos los hermanitos Fuentes Gasca. Por lomenos sus animales no dan asco =)


Que bueno que te gustaron las fotos y si, el articulo tambien me parecio genial