20091011

Día de la Chingada

El berrinche que hice el viernes por la mañana al leer en el diario sobre el nombramiento de Obama como Premio Nobel de la Paz fue apenas el primero de una serie de acontecimientos desafortunados que, en rápida sucesión fueron haciendo del 9 de octubre un autentico Día de la Chingada para mí. Uno de esos días en donde todo sale mal, lo sencillo se complica y lo difícil se vuelve imposible: Retrasos, contratiempos, problemas creados por la causa de otros o mi propio descuido, discusiones por asuntos que normalmente no significan conflicto, en fin. Creo que a lo largo del dia agregue a mi nutrido repertorio de improperios al menos una docena de insultos nuevos, jamas oídos, que debería registrar en la oficina de derechos de autor.

Desde el jueves, Trying (a quien curiosamente también le fue del nabo) y yo teníamos planeado de cerrar la noche del viernes con una ida al cine a ver el estreno de la nueva película de Michael Moore, Capitalism: A love story, pero para el momento de que estábamos dispuestos a salir, ya todas las funciones habían empezado (oh sorpresa) y, además, para ese momento yo no tenia ganas de ir a ver nada que me hiciera pensar y/o deprimirme. Lo mas sencillo habría sido irse a dormir temprano, pero ninguno de los dos tenia ganas de irse a la cama con la sensación de que lo mejor era nunca haber sacado un pie de ella por la mañana, así que nos fuimos al cine de cualquier modo. Y ya que no queríamos ver monstruosos banqueros ansiosos por devorarse el mundo, decidimos ir a ver monstruosos zombies ansiosos por devorarse a la gente: Zombieland no es el tipo de película que recomendaría estando en mis cinco sentidos, pero si alguien ha tenido un día desastroso, se han peleado con cuanta persona se atraviesa en su camino y lo sorprende la noche deseando que algo borre a la humanidad entera de la faz de la tierra, esta comedia es indicada para ver. Esto ocurrió ayer y me sorprende no sentir vergüenza diciendo que la disfrutamos, que nos hizo reír y hasta salimos del cine sintiendonos mucho mejor.


Amantes de cine de terror “serio”, gente que se desmaya al ver una gota de sangre y personas que adoran el cine de arte, absténganse. Parafraseando a La Luminosa, en su acertada critica a Cloverfield Monster: “Cómetelos!, Cómetelos a Todos!!”

No quiero cargar en mi conciencia que este post provoque que alguien gaste su dinero en un boleto, así que, quien decida verla, prometa que lo hará bajo su propio riesgo. El motivo de este post, más que recomendar la cinta, es dejar evidencia de los profundos abismos a los que un Día de la Chingada, puede orillarnos.

8 comentarios:

trying not to sell dreams for small desires dijo...

a motherfucker of a day it was.....it is not pretty seeing those wild and angry beasts fighting in our kitchen...such scary monsters spitting hurtful words....but they're gone, now....they quietly float in the waters of the pacific ocean..sleeping..resting..waiting

won't you come drink some green tea with me?

yours al-ways (con sal y limon)

L.D.T.C.

todavia dijo...

Can I have mine with sugar?

=)

la MaLquEridA dijo...

a motherfucker jajaja no sé inglés pero esa grosería si me la sé.


Ay Araña, he tenido muchos días de la chingada,y salgo adelante, así que no te desanimes, pero por favor no malgastes tu dinero, que mira que cuesta trabajo ganarlo.

Total, no debemos dejar que otros nos agobien , bueno eso digo yo.


Saludos.

todavia dijo...

Es que es ese viernes, MaLquE, nomas falto que me meara un perro. Afortunadamente solo tengo gatos y esos chicos son muy limpios, que si no...

Crónicas Urbanas dijo...

Estimado Mactans, a mi me parece que hay veces que a uno le salen todas las cosas bien, consigue buenos lugares de cine, buena ubicación en bares o estacionamientos, los astros y planetas se alínean en suerte para nosotros... "la buena estrella" nos sigue.
Pero piensa, que serían de esos días si no supieramos de estos otros, si no sufriéramos de vez en cuando contratiempos o pequeños desastres cotidianos.
Pero nunca, nunca, me atrevería a ver esas películas tipo Scary, o de enfermos que descuartizan.
Para algo tenemos las ciudades, que ya es bastante.

todavia dijo...

Tienes razon, Cronicas, tenemos muchos dias buenos y a veces perdemos el tiempo quejandonos de los que nos va mal.

La pelicula es mala, pero hay mucha sangre y pedazos de gente volando por doquier para compensarlo (es broma, claro) Es que no teniamos ganas de pensar.

Cienrto, en las cuidades a veces hay mas violencia que en el cine.

la_luminosa dijo...

Eeeee! zombieees!! aca todavia no se estrena pero quiero verla grrrrrooar que los zombies se coman a todos los fastidiosos jaja. gracias por la referencia. abrazos.

todavia dijo...

Ñam, Ñam! se los comen bien rico =)

No te la pierdas: Si alguien de quienes leen este blog la disfrutaria eres tu, puedo apostarlo.

Saludos!!