20091026

Supera tu musofobia sin perder la dignidad, segunda parte.

1.2 El camino a Disneylandia desde donde vivimos dura poco mas de tres horas y la vista es hermosa; es una lástima que sea tan difícil obtener buenas fotos pues las ventanillas del tren están llenas de polvo y la cámara casi nunca entiende que lo que quieres fotografiar es lo que esta mas allá del cristal. Con el pretexto de estas jornadas de agringamiento volveremos a hacer esta travesía, así que fotos de paisaje es una asignatura pendiente. Al menos conseguí esta vista del centro de Los Ángeles.

Ya habrá tiempo también de escribirle un capitulo a Downtown LA. Nos veremos, monstruo.

Anaheim en realidad no esta en Los Ángeles, sino en el Condado de Orange, pero aquí ocurre lo que pasa en el Distrito Federal y muchas ciudades de crecimiento salvaje: es difícil distinguir el fin de una entidad y el inicio de otra. Quien conoce el DF sabe que un visitante no se da cuenta del momento en que ha dejado la capital y pasa al Estado de México. Ojalá esa fusión no sea el destino de la cuidad donde vivimos, pues estar rodeados de campos de cultivo y terreno silvestre es algo hermoso sobre todo para quien creció en una gran urbe.

Al bajar del tren, lo primero que nos encontramos es el estadio de los Angeles de Anaheim, el equipo de béisbol.



El Béisbol es un deporte aburridísimo de ver, pero dicen que si te llevas una cobija y te pasas las dos horas y media que dura un juego comiendo hot dogs se te olvida hasta el partido. Se supone que esa seria ser precisamente la segunda lección de este manual: Ir a comer hot-dogs a un estadio de Béisbol en plena Serie Mundial, pero los dos equipos de California, los Dodgers y Los Angeles acaban de perder y la final se jugará en Nueva York y Philadelphia, hasta el otro lado del país. Para otro año será.

Despues de tres millas en autobús por fin llegamos a Disneylandia. Justo a la entrada del parque, dos personas repartian volantes como estos:



“¿EL lugar más feliz de la tierra?” Trabajadores de Disney se quejan de que el parque ha incrementado el costo del boleto, obteniendo millonarias entradas para sus ejecutivos pero disminuyendo los salarios y beneficios del seguro medico de los empleados. Mas información en disneybefaithful.org


Estas protestas vienen desde el 2008 y fueron famosos los arrestos de Mickey Mouse, Blanca Nieves y Campanita por andar cerrando una avenida durante una marcha de protesta.



Protestas del 2008 frente al estacionamiento de Disneylandia. Fotos de AP

A pesar del costo del boleto, que si es carísimo: (72 dólares adultos, $62 niños menores de 10) y las protestas, había mucha gente.


¿Cual recesion?

¿Cuantos niños mexicanos crecimos levantándonos temprano todos los domingos para ver el programa de “Chabelo” y soñábamos con ir a Disneylandia en uno de esos viajes que anunciaba, organizados por un tal “El Pecas”? Pues a nosotros nos había llegado el momento de hacer el sueño realidad...

“Aquí dejas el ahora y entras al mundo del ayer, el mañana y la fantasía”

Y... resulta que Disneylandia es un parque de diversiones exactamente como cualquier otro. Quizá hasta menos impactante porque esta pensado básicamente para niños chiquitos. Justo al otro lado, esta Disney California Adventures, que es la manera en la que Disney compite con Six Flags, pero tengo que confesar eso de dar vueltas hasta que el estomago pide piedad, acelerar hasta que los ojos se salen de las cuencas y someter el corazón a emociones que rayan en infarto no se me da, para mi cualquier juego mas rápido que los caballitos es tortura, así que para Disneylandia fue perfecto.


Disney Main Street U.S.A. Al fondo puede verse el Castillo de la bella Durmiente. Como dije, ¿Cual recesión?

La avenida principal del parque, esta llena de tiendas de “souvenirs” te puedes pasar horas baboseando en ellas y como babosear es una de las cosas que mi pareja y yo mejor sabemos hacer quisimos darnos vuelo. Pronto nos dimos cuenta que el parque es demasiado grande para recorrerlo en un día y teniendo poco tiempo preferimos dejar los recuerditos para el final y nos lanzamos a recorrerlo.

8 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Cualquier juego más rápido que los caballitos es tortura, me haces reir Arañita.

Mira te diré que nunca he sido de las que quieren ir a disney la verdad me parece lo más representativo de eeuu y pues ya sabes, no me gusta jeje.

Me da mucho gusto que te diviertas, oye debías de aventurarte a un juego extremo, verás que hasta las patitas se te enchuecan más ajajajaja.

Perdón, ya me voy, solo quise pasar a saludar y agradecer el que seas...la Araña patona.

Un abrazo.

Berenice dijo...

Ay yo soy igual amiga, estando en los columpios, en los comluumpios!! no me puedo hacer muy alto por que ya siento el vértigo y no es nada bonito. Así que lugares como Six flags pasan desapercibidos pra mi.
Y en cuanto a Disney... Nunca se me antojó, Mickey me cayó siempre mal, pero he de reconocer que los souvenirs si están muy monos. Qué compraron?

todavia dijo...

Lo digo por experiencia, MaLquE, la primera vez que me subi a la Montaña Rusa, alla en Chapultepec, baje mentando madres al que me obligo a subir. Pobre señora, y ella no tuvo la culpa =)

La peor mareada que me puse en la vida fue en las tazas.... te juro que no descomi ahi mismo para no dejar embarrados a todos los mirones de alrededor, pero hubiera estado bueno ir dando vueltas y salpicando a cuanto fuera pasando.

Por eso ahora del sube-y-baja no paso.

todavia dijo...

Bere:

En serio en los columpios??? no, pos estas peor que yo =)

Yo mentiria diciendo que a los 8 no tenia ganas de ir a Disney. Pos es que lo pintaban muy lindo. Y seguro en 1750, cuando yo tenia 8 Disneylandia era increible. Ahora creo que su magia es la ilusion del recuerdo, porque aunque estaa bonito, en cuanto a juegos esta al nivel de una feriecita ambulante.

Para los niños es perfecto, creo que vale la pena ir nomas por ellos.

Ahorita te cuento que compramos. ;)

la MaLquEridA dijo...

Ay Araña, por dios, del sube y baja no paso.

No seas chillona Araña, total si salpicas a todos, pues que se limpien.

Te debías subir a un juego en donde te suben hasta lo más alto y de repente te dejan caer, así sin avisarte.

Ash! mi familia no me deja subir por la presión, ash! que chiste.


Saludos.

todavia dijo...

Ahhhh, tu dices ese que es una torre muy alta y tiene una plataforma alrededor con un chorro de asientos y la gente se sube y la elevan lentito y despues zaz! la dejan caer de sopeton?? Pos que crees, MaLquE: a ese ya me subi una vez y me gustó, no marea, solo sientes que los pies se te van a la cabeza y de nuevo de regreso. No se si porque no ves el piso contra el que te vas a estrellar, pero ese no da miedo =) Es como un sube-ybaja, pero a lo bestia.

Ya ves como no soy tan cobarde??

Noemi dijo...

Auch! Rompí la taza de café. Esta ya no hay que fregarla.

... Columpios :_)

todavia dijo...

Tambien a ti te gustan los columpios, Noemi?