20090307

Mensajes


El lunes pasado, mientras nos preparábamos para ir a trabajar el cielo ardió en llamas.




Las fotos no le hacen justicia a lo que en realidad paso: El cielo nublado fue de un tono casi negro a un violeta y después a un anaranjado brillante, para culminar en un estallido dorado de luz. Todo ocurrió en apenas diez minutos tras los cuales se transformó en un amanecer tapizado de gris.


Creí que todo había vuelto a la normalidad, pero al asomarme a la ventana al otro lado de la casa esto encontré:






Un arco iris entre algodones rosas y un manto tímidamente azul al fondo. Como es de suponerse, la foto no se aprecian los colores como en verdad eran: el arco era tan vivaz que podían contarse las siete franjas sin dificultad. Después de un par de minutos desapareció dejando tras de sí un austero amontonadero de nubes. Ante tanto milagro pensé que era indispensable cargar con la cámara ese día

Aunque el show matinal fue hermoso y estremecedor tuve que pagar su precio: Llegué a trabajar mas tarde que de costumbre.

El resto del día se nos ofreció lleno de nubes obesas que presagiaban una lluvia que nunca llego, así que la cámara permaneció en mi mochila sin decir palabra. De regreso a casa, cuando creí que no habría mas sorpresas, otra vez una explosión me hizo detenerme a jalar el gatillo.





De nuevo la tecnología –o mi falta de destreza- se queda corta en su intento de retratar la naturaleza: Esas líneas rojas en el fondo de las nubes azules, apenas visibles en la foto, eran los enormes rayos de sol formando una corona de geometría casi perfecta.

En casa, hablando sobre las maravillas que nos ofreció el cielo ese día, mi pareja me aclaro el misterio:

“Yo pienso que fue mi abuela. Fue hace exactamente hace un año que murió. Fue un primero de marzo cuando me llamaron. ¿Recuerdas?”

La idea me conmovió. Alguien podría pensar que el asunto es cursi, pero llevo tres años aquí y, aunque los amaneceres lindos ocurren con cierta frecuencia, nunca me había tocado ver tres sucesos así de hermosos el mismo día. Prefiero pensar que alguien nos mandó un saludo a que todo fue mera casualidad. Sin embargo, aunque tome las fotos, había decidido subirlas solo a Flickr sin dar muchas explicaciones por tratarse de un asunto íntimo. Pero entonces, al otro día, entre a leer este post de
Berenice sobre su padre, y me decidí a escribir esto.

Yo sé que la abuela quiso, de entre todos sus nietos, especialmente a mi pareja y me gusta pensar que nos envió un saludo, pero tantas maravillas juntas no podían venir de una sola persona y ni por una sola razón; pienso que había escrito ahí otro mensaje. Viví muchos años en el DF y sé que cielos como estos son casi imposibles, creo que el padre de Berenice sabia que era complicado conseguir algo así allá, sabia que yo acabo de conocerla y que la leo, y pienso que él adivinó que de alguna manera entendería el mensaje y se lo haría llegar:

Bere: Tu padre te envía saludos.

9 comentarios:

Noemi dijo...

Todavía me debato entre qué es más hermoso, si tus fotos o tus palabras ;)

Un abrazo muy fuerte.

MRevenga dijo...

Gracias por regalarnos ese impresionante cielo, y siempre tus palabras.

bornne dijo...

¡¡Precioso!! Qué maravilla de cielo... es espectacular.

A ver si, poquito a poco, me pongo al día con tus entradas, ahora que, parece, tengo algo más de tiempo. :)

Un abrazo, Todavia.

LuisRicardo dijo...

Me encanta. También la creatividad infantil. ¡La expresión libre, Freinet puro!

todavia dijo...

Noemi: Lo mas hermoso es que vamos cosntruyendo lazos que quiza nos sirvan para subir a no se donde.

Sra Milagros: No inclui a Alejandro entre los patrocinadores de este cielo, porque creo que esta vez el estuvo con nosotros, aqui y alla, muy cerca, disfutando el espectaculo. Gracias.

Bornee: No te preocupe venir a leer. Escribe, escribe.

Luis Ricardo: He pensado que si concluyeramos que este cielo lo pinto dios, es tan hermoso que hasta podria suponer que dios es en realidad un niño

la_luminosa dijo...

wow wow! que imagenes más poderosas para sentirnos a la vez pequeños y bendecidos, que maravilla, un abrazo.

todavia dijo...

Creo que si tuviera que elegir lo mas lindo del lugar donde estoy viviendo elegiria el cielo.

Sweetmoon dijo...

Qué emotivo el post! De verdad me conmovió lo de la abuela de tu pareja y el lindo regalo que les envió, pero más me conmovió el mensaje que le mandaste a Berenice de parte de su papá, estoy segura de que ella va a estar más que feliz y agradecida!!
Todo eso me hace ver que eres una persona muy especial y con gran sensibilidad! =)
Kriños
Betty
Por cierto, preciosas la fotos, felicitaciones!!

Berenice dijo...

Simple y sencillamente : PRECIOSO.
Gracias amiga por el mensaje, recibido está.
BESOS.