20090607

Portland! (epilogo 3 y final)

Una vez dije que había empezado a atesorar momentos, por si alguna vez tenia que elegir de entre todos, aquellos con los que me quedaría para siempre. Este es uno de ellos.

Pasaban de las 6 PM. Buscando la Universidad, llegamos a un parque al que entramos con la esperanza de hallar una banca en donde sentarse a descansar.

Por allá, donde se alcanza a ver ese arco, encontramos una y nos sentamos. Detrás, la gente caminaba sin prisa, enfrente, un grupo de muchachos esperaban a alguien. Al fondo una chica con un suéter rojo y falda de flores negras, tocaba el acordeón y un xilófono.


La pieza tenia sabor a película francesa. Nosotros, que llegamos hablando sin parar, guardamos silencio.

El sol teñía de dorado el mundo, los autos tosiendo detrás, los chicos conversando cosas que no pudimos escuchar, ella ejecutaba su instrumento mirando a lo lejos mientras nosotros veíamos los minutos caer de las ramas haciendo piruetas para terminar convirtiéndose en hojas al momento de tocar el suelo.





Es imposible recordarlo todo, quedarse con todo. De este viaje he tratado de guardar lo que he podido, pero sé que terminara escapándose lenta e irremediablemente, como globo en huida al cielo.



video

Pero esto no.