20091101

Doña Maria

Para hacerle una ofrenda, no conseguimos papel de colores, ni pan de muerto, calaveras de azúcar, ni el brandy que le gustaba, tampoco sus cigarros; pero le compramos flores y pusimos una veladora para que, si decidiera venir a visitarnos, sepa que nos acordamos de ella.

Doña Maria, la abuela de Trying, fotografiada siendo muy joven junto con tres de sus hijos.

6 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Ah!, entonces en un platito pones una poca de sal, por que la necesitan los muertos al igual que un peñado de azúcar. Un vaso de agua y un pan blanco.
Y entonces el muertit@ se irá content@ porque verás.

El azúcar y la sal la necesitan para pasar al otro mundo con los dos sabores básicos, el agua y el bolillo o pan blanco para aguantar el camino y la veladora para alumbrarse en las tinieblas.

El vino le ayudará a calentarse un poco.

¿Sabes que si a los muertos no les prendes una veladora, entonces ellos se prenden su dedo, así como una vela, para alumbrarse?, ¿lo sabes querida Arañita?.

Un beso.

todavia dijo...

No sabia, MaLquE... hoy voy a pasar a la tienda y compro un pan...

Esa escena del muertito con su dedo prendido se me a algo que podria haber pintado Remedios Varo... Hasta escalofrios me dio.

Gracias, MaLquE...

Implicada dijo...

Buen viaje y compañía a María :)

Berenice dijo...

Ahi va a estar Doña Mary, seguro. Ponle agüita, que tal que le da sed el recorrido.

todavia dijo...

Bere e Implicada:

Gracias!

Si, le voy a poner agua.

Mi pareja me llevo al pueblo donde vivia Doña Maria para que me conociera y viera "con quien habia quedado" Y creo que le cai bien. Ella murio unos meses despues...

Gracias, gracias!

Noemi dijo...

:_)