20091216

Por la ventanilla

Salir a trabajar y que el cielo este así:


Y regresar doce horas después cuando el cielo esta del mismo color es algo deprimente para alguien como yo que ama la luz y además no gusta mucho del trabajo que hace.

Que 5 de esas 12 horas se evaporen dentro de un automóvil hace las cosas aún peores.

Y si al final el resultado fue que no pudimos terminar con el encargo y por ello mañana hay que regresar al mismo sitio el día se vuelve, definitivamente, una pesadilla.

Pero levantarse temprano y no tener por largo rato nada mejor que hacer que asomarse por la ventanilla a veces lo cambia todo.



En algún sitio entre Málibu y Santa Mónica arrojé por la borda todas mis miserias.

14 comentarios:

Bek dijo...

Eso es todo...
Suertuda tu que te deshiciste de ellas.
Te mando un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Bueno al menos sabes como deshacerte de ellas.



¿Me enseñas?...


¿Es fácil?...

Crónicas Urbanas dijo...

Mactans, que este post me ha pegado. Que foto nocturna hermosa.
También me he perdido y pierdo días de sol, o nublados o al menos al aire libre. Adentro de un vehículo, o de una office.
O en esperando en un lobby a gente que te hace esperar a propósito, y tienes razón: vez caer la luz del sol mientras estás ahi.
¿Siempre me pregunto si vale la pena?
¿Qué opinas?
Ya te deshiciste de una parte de tus miserias, eso es bueno.
Saludos.

Ministry of Silly Walks dijo...

La vida tiene cosas bien raras.
Puedes vivir tragedia tras tragedia, miseria tras miseria y por un amanecer o una puesta de sol, hacer que valga la pena.

Ñé... los raros somos nosotros.

todavia dijo...

Bueno, Bere, nomas me deshice del coraje de tener que ir a trabajar lejos a un lugar que no me gusta y sin hora determinada de regreso.

Ya estas un poquito mejor??

Yo te mando dos =)

todavia dijo...

Es bien facil, MaLquE. ¿Si afuera el sol briila y pinta el cielo de colores lindos, que caso tiene sufrir?

todavia dijo...

Esa es la pregunta obligada, amigo Cronicas, en situaciones como esa (que veo conoces muy bien) ¿Vale la pena todo esto?

Cuando regreso a casa y me encuentro a Trying, a los dos gatos, y el balconcito con luces de navidad, la respuesta es evidente: Si lo vale,.

todavia dijo...

Es que el sol por la mañana es una medicina que no falla, Ministry.

Deberiamos embotellarlo y andar vendiendolo en una carreta de pueblo en pueblo como curalotodo. ¿Que vida linda esa no?

Implicada dijo...

Me gusta tu blog porque es una ventanilla a ese mundo que no es el de siempre. Y que bueno que te asomas para mirar que del otro lado hay un bello paisaje :)

Geraldine dijo...

gracias por pasar por mi blog y comentar...espero no te pierdas....yo soy una amante de la noche y me molesta la luz....uno debe disfrutar de aquello que le da placer....yo acumulo miserias....son simbioticas y crónicas...

todavia dijo...

Implicada:

A mi me gusta el tuyo por la misma razón. Ojalá nos dieramos mas tiempo para ver el mundo a traves de los ojos de otros y tuvieramos al mismo tiempo, verdaderas ganas de aprender mas que de enseñar. El mundo seria distinto, creo.

todavia dijo...

Geraldine:

Una de las cosas lindas de la vida es que hay lugar y momento para todos. Lo malo es que los humanos nos empeñamos en que no sea asi.

Por alla vamos a andar!

la_luminosa dijo...

animo mactans, aún con lo pesado del día tus relatos me encantan! fuera las cosas malas de la vidaa! fuera todas ellas. Un abrazo.

todavia dijo...

Yo se que tu ya estas padeciendo en carne propia esa presion de TENER que cumplir con el trabajo aunque no nos guste ahora que estas en la carrera, Nila, pero veras que ahora que te gradues y empieces a trabajar en tu ramo la cosa empeora jaja... no se de que me rio ;)

Pero si, tienes razon, Afuera las depresion y que nos pasen el tequila ajua!