20091205

Campos de Fresas por Siempre

Son las 4:30 am de un sábado y la única luz de la calle que se halla encendida es la de esta casa. Yo me lamenté toda la tarde de ayer porque a mi jefe “se le ocurrio” que era buena idea trabajar el sábado, además de entrar a las 6 am y pasar el día con la amenaza de permanecer ahí indefinidamente porque “hay que terminar ese trabajo mañana, a huevo”

Mientras yo escribo esto, estacionados a un costado del camino en las afueras de la ciudad hay hileras de autos, dentro, trabajadores de la fresa dormitan porque están a punto de empezar su día. Ellos pasan todos sus sábados agachados entre los surcos a 8 dólares la hora. En la humedad y el frió de la mañana y bajo el quemante sol del medio día dejan su vida a cambio de no tener que padecer de las pobrezas que pasaron en el lugar de donde vienen, aunque evitarlo signifique dejar que su vida se escurra entre los surcos, entre el frío de la mañana y el sol del mediodía, entre lunes y el sábado, agachados en el campo recogiendo junto con las fresas, pedazos de ese sueño que casi nunca se les cumple: Regresar un día al lugar de donde vienen.


Tal vez no debería quejarme.


Trabajadores recogiendo fresas en el condado de Orange (foto: Patrick Powers)

8 comentarios:

Implicada dijo...

Tenemos muy corta la memoria, cuando veo que alumnos se quejan de ir a la escuela, pienso en esos niños que son tratados como esclavos y deden trabajar.
Gracias por acrecentar mi memoria, y cunado me queje de algo, recordaré que mi situación es venjata para otro.
:) saludos

Crónicas Urbanas dijo...

Qué buena reflexión, Mactans, sobre lo que tenemos comparado a lo que algunos otros tienen.
Eres buen observador de las cosas que tiene la vida. La esclavitud nunca se ha abolido.

la_luminosa dijo...

a mi también me gustó muchisimo el relato, sobretodo por que hace tiempo no entendía el problema de los inmigrantes, inclusive pensaba de una manera muy egoísta y poco apropiada, pero he logrado sentirme cada vez más empatica a lo difícil que debe ser su vida y si sumergido cada quien en nuestras vidas no logramos percibir lo que pasa alla afuera.
Como diseñadora, nos enseñan a mejorar las condiciones de trabajo, y si 8 horas inclinados, bajo el sol, son condiciones extremas, deberíamos priorizar a enfocarnos a mejorar esas condiciones de trabajo. Ellos lo necesitan. :( Gracias por la reflexión.

todavia dijo...

Implicada:

De cualquier modo mi jefe es un %$$@$@^#&@& =)

Pero si, a veces parece que queremos monopolizar el drama cuando hay gente que la pasa mucho peor

saludos!!

todavia dijo...

Cronicas:

Bien dices, la esclavitud no se ha abolido. Y el esclavo mas jodido es aquel que llega a convencerse que su trabajo es lo unico que mporta y lo unico que hace bien.

todavia dijo...

Nila:

La vida del migrante ilegal es muy dura. No es cuento que los migrantes aqui realizan trabajos que los americanos no estan dispuestos a hacer. Las condiciones a las que se someten a veces rayan en lo inhumano. Lo vergonzoso, sin embargo, es que aun siendo explotados como lo son aqui, sus condiciones son mucho mejores que a como se encontrarian en Mexico o en su pais de origen.

Ya te habia dicho que parte de mi trabajo es el diseño de maquinaria para el campo. Justo ahora estamos terminando una que hara mas sencilla una labor que actualmente se hace a mano de forma lenta y hasta peligrosa. Lo malo es que si funciona, el resultado no sera solo facilitar la labor de los ilegales que hoy la realizan, sino que a algunos les costara el empleo... No ganamos una =(

Cassiopeia dijo...

Tienes razón... nadie debería quejarse.

todavia dijo...

Eres admirable, Cassiopeia.