20090917

Como conocer en persona al presidente de tu pais para Dummies

Hace algunos años, poco antes de venirme para acá, trabaje en un supermercadito cercano a mi casa. El comedor de empleados era una bodega diminuta y deprimente, por lo que muchas veces prefería salir a caminar. Muy cerca de la tienda había una callecita linda, con un amplio andador adoquinado, flanqueado por árboles de pirul, que se elevaba por encima del nivel de las viviendas. No era muy transitado y algunas banquitas metálicas lo hacían ideal para ir a descansar a media jornada. Camine muchas tardes a lo largo de este paseo de piedras rojas y techado de ramas siempre verdes. ¿Qué persona comun iba a pensar que debajo del lindo corredor se escondía una amenaza?

Panorama de la ruptura del Emisor Poniente, al fondo puede verse parte del andador adoquinado y los arboles de los que hable. Foto tomada del sitio de Flickr de la Presidencia de México.

El domingo 6 de septiembre, las intensas lluvias que han caído sobre la capital de México y su zona conurbada terminaron rompiendo el tubo de drenaje que corría por debajo del corredor peatonal de Paseo de Las Aves y millones de litros de aguas negras se desbordaron violentamente. El gran volumen de agua arrastró autos, rompió puertas y ventanas y se abalanzó sobre mas de 2000 viviendas de Valle Dorado, provocándole la muerte a dos ancianos e incontables perdidas a sus habitantes.



Uno de los muchos videos del desastre. “Hechos AM” de “Televisión Azteca” el 7 de septiembre.


Reconozco en los videos no solo las calles, sino hasta casas en particular. Siempre es triste cuando ocurren desastres como estos, pero es mucho más impresionante cuando ocurren en un lugar que conocemos tan bien, no solo porque trabaje en esa zona mucho tiempo, sino porque además es muy cercana –demasiado- a la zona en donde vive mi familia. El lunes en la mañana, tras enterarme del asunto hable de inmediato a casa para saber si estaban bien. Afortunadamente el agua no llegó hasta allá y solo estaban como yo, consternados por la magnitud y la cercanía del desastre.

Dos días después, el titular del ejecutivo federal, Felipe Calderón y el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Neto, fueron a recorrer la zona afectada y hasta se les ocurrió llevar a Ban Ki-Moon, Secretario General de la ONU que andaba de visita en el país, tal vez con la intención de mostrarle como el descuido y la falta de mantenimiento de una obra publica de carácter federal y la irresponsabilidad de la Secretaria de Desarrollo Urbano estatal, que autorizo la descarga de aguas negras en una tubería planeada en principio solo para agua pluvial condujeron a un colapso de tales magnitudes.

El de impermeable rojo, estilo Barbie, es el pre-candidato a la presidencia de México, Enrique Peña Nieto que, en plena campaña electoral, aprovecha sus ratos libres para gobernar el Estado de México. El pequeño del centro, con mirada atenta, fingiendo que le importa el asunto, es Felipe Calderón, titular del poder ejecutivo en México, quien, sin la mínima vergüenza, recorre la zona de desastre portando orgulloso una chamarrita con el lema “PARA VIVIR MEJOR”, una campaña de dadivas que el gobierno promueve a cambio de votos y para simular que le preocupan los pobres. Es obvio que la prioridad del fotógrafo no era Ban Ki-Moon, que escucha detrás al hombre de impermeable amarillo, a quien el sitio que publica la imagen ni siquiera se molesta en identificar. Foto tomada del sitio de Flickr de la Presidencia de Mexico.

Al final, el gobierno ofreció 10 mil pesos a cada familia (750 dólares) como indemnización por los daños, ante la inconformidad de los vecinos, que valúan sus pérdidas en cientos de miles de pesos.

Valle Dorado es una zona de clase media y media alta, una casa en ese sitio se valúa entre los 140 y 280 mil dólares, aunque las hay mucho mas caras. El mismo día, a tres kilómetros de ahí en la colonia Francisco Villa, una zona más humilde, el agua alcanzó los dos metros de altura, dañando todas las pertenencias de decenas de colonos. A esa zona no fue el presidente o el gobernador –ni llevaron a ningún funcionario de la ONU, por supuesto- y nadie les ofreció un centavo por la reparación de daño “No fueran los ricos de Valle Dorado, porque ahí estuvieron horas”, “Todo el apoyo se fue para Valle Dorado, nos trataron como si fuéramos ciudadanos de tercera” Declararon los vecinos días después, cuando un diario los entrevistó durante una manifestación de protesta.

Han pasado casi dos semanas del asunto y las notas en los periódicos comienzan a escasear; no así las lluvias, que siguen cayendo torrenciales en toda la ciudad.

La colonia donde pase mi infancia y donde aun vive mi familia, esta ubicada en una depresión y se inundaba con frecuencia. La situación siempre era mas grave en las calles del fondo, a donde un par de ocasiones el agua alcanzo el metro y medio y hubo que sacar a los vecinos de emergencia. Nuestra casa, en una zona algo mas elevada nunca llego a este nivel, pero si recuerdo que varias veces tuvimos que achicar el agua a cubetadas. Después, con la construcción de una avenida las cosas mejoraron aunque no terminaron del todo. Han pasado muchos años y, aunque no vive sola, dudo que mi madre actualmente estuviera en condiciones de agarrar una cubeta para sacar agua de la casa. Vivo, desde el domingo antepasado, pendiente de los periódicos en línea, que han reportado casi diariamente inundaciones en zonas alrededor de casa. Por teléfono mi madre siempre repite lo mismo: “No te apures, siempre le pido a Dios y el me cuida”

En condiciones normales eso no me tranquilizaría, pero en este caso, prefiero mil veces confiarle el bienestar de mi madre a Dios, que tener que esperar que reciba auxilio del gobierno.

8 comentarios:

Noemi dijo...

Leí esta semana la puesta en libertad del periodista iraquí que tiró un zapato a Bush (bueno, los dos zapatos, para ser exactos). Fue recibido como un héroe tras 9 meses de cárcel, no sólo por su pueblo, también por iraniés, egipcios y otros pueblos circundantes. Me vino inmediatamente a la mente cuando leí el título de tu post.

Espero que las lluvias pasen pronto y tu madre siga bien.

todavia dijo...

Hubiera sido buena idea aventarle mis zapatos a ese par de hipocritas, pero en Mexico las detenciones injustas no duran meses, sino años: Acaban de soltar a una anciana a la que, junto con otras dos mujeres, culpaban de secuestrar a 6 policias federales(si ellas solas pudieron con 6 policias entrenados, segun el juez). A Ella solo le dijeron "Usted disculpe" luego de 3 años en prision. Las otras dos siguen encerradas. Desanima pensar que la justicia en Mexico esta peor que la de un pais en guerra...

Mi mama va a estar bien, Noemi, no te preocupes que "Dios la cuida" XD

Berenice dijo...

Son fregaderas. Cuando era niña viví en una colonia que en esos tiempos aún era muy tranquila, me encantaba salir los fines de semana en las mañanas a comprar bolillos y escuchar la máquina tortillera, ver a las señoras tapadas con sus rebozos cargando leche de establo (había un establo cerca!) y al fondo podía ver a "la mujer dormida" AMABA esa colonia. Pero en tiempo de lluvias había que sacar la trajinera por que se anegaba todo,por fortuna nosotros nunca perdimos nada, pero sé de gente cercana que sí y nunca nadie se paró por ahi, ni en las noticias salía.

Tu mami va a seguir muy bien ya verás y en cualquier caso, un telefonazo y me voy a ayudarla a sacar el agua a cubetazos, no te digo que tengo experiencia desde niña? =)

todavia dijo...

Bere: Que lindos recuerdos!

Siempre me enloquecio el sonido de la tortilladora ¿Habra en el mundo una maquina de tortillas que no rechine? =).

Leche de establo!!! Te acuerdas que hacia nata?? era deliciosa con azucar sobre un bolillo Mhh!! Yo creo que los niños de cuidad de menos de 10 no conocen lo que es la nata...

Cuando se inundaba, ibamos a una fabrica (la misma que se quemaba a cada rato) y sacabamos del basurero unos pedazotes de espuma sintetica que no se para que usaban, les haciamos un hoyo y nos subiamos a navegar en un charcototote que duraba semanas. Uy! un dia escribo sobre eso, Tenian su lado bonito las inundaciones ;)

Gracias por el ofrecimiento, es hermoso de tu parte. Sin embargo tengo que aceptar que a lo mejor mi madre si tiene influencias alla arriba, porque las lluvias siguen y ella tan campante. Chance y si es necesario le mandan una cuadrilla de querubines a desaguar ;)

Crónicas Urbanas dijo...

La idea de Noemí es buena... volada de zapatos, alcanzaría para todos los hipócritas que piensan en campañas, en quedar bien por sólo semanas... hasta que se olvide el tema, o lo que es peor, hasta que otro tema peor ocupe las primeras planas.
Las lluvias pasan, pero alguien, en cualquier parte del mundo, sea la circunstancia que sea deve tener políticas de prevención, y no simplemente de "emparches".
Espero que tu madre mejore.

todavia dijo...

Cronicas: Mi madre esta bien, precisamente hoy hable con ella y no ha tenido sustos a pesar de que llueve diario a cántaros.

La clase politica es verdaderamente despreciable, miro a todos lados y no encuentro alguien en quien se pueda confiar. pareciera que todos actuan solo en funcion de los votos que sus acciones podrian redituarles...

la_luminosa dijo...

pues al paracer han terminado las lluvias intensas y si asi nos sentimos todos nomás esperando que nos toque en la colonia, creo que ya ningun lugar es seguro.

por cierto como me reí de eso del impermeable estilo barbie!! jajaja

todavia dijo...

Debe ser la venganza del Lago de Texcoco, que llega del mas alla a reclamar lo que le pertenece =O

Verdad que iba bien "chic"??? Te apuesto que dejo por ahi estacionado su Bettle rosa...