20100815

“La policía siempre en vigilia” ó “La comida picante no solo produce gastritis” ó “De este lado también se cuecen habas”

El miércoles, después de trabajar, estábamos cansados y decidimos no preparar cena, salimos a comprar algo de comer y cuando estábamos por cerrar la puerta, se escucharon un montón de sirenas. Dando vuelta a la esquina, oficiales de tránsito bloqueaban una de las calles principales y al fondo una decena de unidades de policía, varios carros de bomberos y un par de camiones de unidades SWAT tenían acordonada la zona. En parte por el trafico y en parte por andar baboseando, como todos, pasamos lentamente por un costado preguntándonos que ocurriría. Pensamos que podría tratarse de un asalto a una tienda que hay en la esquina, o al banco; a Trying se le ocurrió que quizá era un tiroteo frente a la oficina postal y como no quisimos quedarnos con la duda, al regresar, revisamos el sitio del periódico local buscando noticias.


No llevaba cámara. Esta foto –la única decente- del periódico local no refleja la cantidad policías y todo el alboroto, es más, no sé si es mi imaginación pero el oficial a bordo de la patrulla... ¿está dormido?


Leyendo el sitio en línea del periódico nos enteramos que todo se debió a un paquete que encontraron en la oficina de correos. Una de las empleadas escucho que una caja crujía por dentro, por lo que reporto a su supervisor. Cuando estaban revisándola, esta se hinchó repentinamente tras un par de leves explosiones que no consiguieron romper la envoltura. Alarmados llamaron a la policía y estos llegaron con el equipo antibombas, evacuaron a todo el personal del edificio y cerraron una cuadra entera a la circulación por espacio de dos horas. El cuerpo policiaco, tras una delicada revisión, determinó que la caja estaba llena de peligrosísimos... tamales.

No fueron, por supuesto, los tamales los que provocaron la explosión, sino que quien los envió (¿A quién enviar se le ocurre enviar tamales por correo?), para evitar que se echaran a perder quiso envolverlos en hielo, pero como el hielo se derrite, pensó que llenado la caja de hielo seco tendría el mismo efecto sin la molesta escurridera. La explosión fue a causa de la acumulación de gas dentro del empaque. La policía no quiso dar muchos detalles respecto al oso que hicieron asunto, solo señalaron que tras los atentados del 11 de septiembre ponen especial atención a cualquier paquete sospechoso y actúan en consecuencia. Más aún tratándose de comida picante.

Por supuesto los tamales no solo no llegaron a su destino, sino que se echaron a perder.

Al departamento de policía no le hizo mucha gracia haber movilizado a su escuadrón antibombas por una caja con tamales, pues en su sitio web, donde presumen sus capturas y operativos, de este no hablaron. Parece que es mas fácil detener chicos de apariencia chola pretextando que circulan su bicicleta por la banqueta, que desactivar media docena de tamales rojos y media de verdes.



Los vimos hace meses detener a este muchacho –curiosamente en la misma esquina de los explosivos tamales-. No ha sido la única vez, he visto varias detenciones semejantes cuando regreso del trabajo, y también he visto muchas gringuitas circulando sus bicis por la banqueta, frente a ellos, sin que les digan nada. ¿Será racismo?

Tampoco en el periódico hablaron mucho del asunto, pero si se tomaron la molestia de borrar los comentarios que parecían burlarse de la policia. Había uno que me pareció una estupenda editorial de lo bochornoso de esta ridícula paranoia terrorista, que no tendrían que padecer si no fuera por esa maña de meterse a “solucionar” problemas en países extranjeros:

“When I eat tamales my ass makes boom too”

20 comentarios:

bixitoluminoso dijo...

que shock para la policia retener una caja con tamales ;)

todavia dijo...

Yo digo que ya no quisieron hablar del asunto porque se los comieron ;)

Implicada dijo...

jajajaja, entonces le diré a mi mamá que no me mande tamales porque ya sé lo que pasa.
En ciudades pequeñas las noticias son una botana. :)

la MaLquEridA dijo...

Vaya ridículo, mrecido se lo tienen.



Besos Araña.


PD: Después de mucho tiempo hoy vi Avatar y me gustó a pesar de que ya antes había dicho que no la vería, jeje}}
Toing!

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Al parecer hay una cierta sensibilidad en esas fuerzas públicas (no sé si incluir al personal del correo), pero eso de retener tamales parece "extremista".

Estoy contigo: el poli duerme una siesta luego de comerse los tamales.

Saludos amigo.
D.

todavia dijo...

Implicada:

Dile que si te mande tamales, pero que los haga de dulce XD

Publo chico botana grande.

todavia dijo...

MaLquE:

Entonces si te gustó? Que bien!

todavia dijo...

D:

Verdad que esta dormidote?? Yo creo que si, que era indigestion =)

Bek dijo...

jajajaja :D
Le voy a decir a mi mamá que me cancele el envío.
Y oye, pero ahí donde viven si es posible conseguir tamales ¿no?

todavia dijo...

Pues eso es lo extraño,Bere, que acá encuentras fácil. Yo pienso que querían mandarselos a alguien en otro país, muy muy lejos donde casi no haya mexicanos ni tamales. O a algun amigo extranjero que nunca los haya probado.

Sería lindo pensar que eso es, que alguien más, ademas de nosotros, se manda cositas por correo =)

NTQVCA dijo...

Ja!
Al menos el comentario estuvo bueno! pero que maña de mandar comida, lo mismo hace mi querida madre con su familia, aunque solo es aquí en México llegan tremendas cajas de cartón llenas de pescado con hielo, ya ni te platico como las reciben en su destino.

Millenia dijo...

Como habrán dejado enviar tamales? a mí me revisan todo cuando voy a enviar algo, que no sean medicinas, que no sea comida, que si esto, que si lo otro, jajaja. Bueno al parecer si está permitido o no?
Pero en hielo seco??
Que bueno que fueron unos tamales y no otra cosa, un asalto o algo así y no paso a mayores.
O sea que no está permitido andar en la bici sobre las banquetas? digo no es lo ideal pero pues a veces se tiene que.

María Beatriz dijo...

Ja! Qué papelón tanta paranoia!

Racismo es lo que sobra en el mundo...

Saludos
Maribe

Fernando Manda dijo...

unos tamales le cayeron mal a los polis D:
Pero pues esa paranoia que se están cargando de aquel lado nomas es por puro temor... lo de racistas es por su cultura y por culeros, pero en fin , esperemos que más tamales movilicen gente =)

PD.jajajaja el comentario esta bueno.

todavia dijo...

NTQVCA:

Dile a tu Mamá que nunca ponga la comida que manda en hielo seco ya ves lo que pasa XD.

Jijos... pescado. Si en buen estado el pescado huele a madres, ya me imagino como ha de llegar =P

todavia dijo...

Millenia:

Pues cuando envias algo aqui nadie ni te revisa ni te hace preguntas, pero se reservan el derecho de escanear o abrir de plano cualquier cosa que envies para su revision (como veras no son muy eficientes, porque esta caja ni la escanearon ni la revisaron)

Fijate que si, aqui es ilegal andar sobre las banquetas y ¡tambien en el DF! Nomas que aca si te pueden infraccionar si al policia se le da la gana y en Mexico con suerte los polis les da la gana pero trabajar =)

todavia dijo...

Maribé:

Exacto, la pura paranoia. A ver si al rato no catean un par de tamalerias que hay por peligrosas XD

todavia dijo...

Fer:


¿Como viste al honorable guardian de la ley jeton en su patrulla? Para que vean que nuestra policia municipal esta a nivel mundial XD

Deberiamos organizar una banda de trafico de tamales. Y como seriamos bien pesados, traficariamos tamales oaxaqueños -de esos casi no hay aqui-

La Negra dijo...

eso depende de que tan picosos estan los tamales... a lo mejor eran extra-picantes, y por eso hacian ruido dentre de la caja... que desperdicio de tamales...

Millenia dijo...

En el df también? ja no pues si ando perdida, no sabía, que bueno que mi bici tiene la llanta baja y no la he sacado por un rato jaaaaaa :)
Que bueno que nada te revisán en el correo aunque te lo puedan abrir.
En el aeropuerto así le hicieron a mi maleta, me la abrieron y se quedaron con mis veintiunico par de tenis buenos que tenía. buu!