20100821

Dodo



Estábamos frente a la casa de mi madre, en México, teníamos fiesta pero no sé en honor a que; mí familia estaba ahí, aunque todos los rostros, excepto el de mi madre, eran distintos. Trying estaba junto a mi, aunque nunca la ví, solo escuchaba su voz. A mi me preocupaba que no se estuviera divirtiendo, me preocupaba que la comida no alcanzara y también me preocupaba no reconocer ninguno de los rostros, aunque no lo decía, Trying notaba todo esto y me repetía que no debía preocuparme que estaba bien. El grito de alguien –creo que mi hermana- se escucho: “¡Miren, arriba!” Volteamos y una docena de aves enormes volaban formando un triangulo sobre nosotros. Sus largas colas multicolores, sus picos amarillos y su plumaje de un rojo profundo contrastaban en el manto azul de un cielo que surcaban torpe y pesadamente. El espectáculo era tan hermoso que la gente salía de sus casas a verlo. Quise tomar una foto, pero aunque sabia que llevaba la cámara en alguno de mis bolsillos no la encontré. Empecé a buscar desesperadamente en todos –mi chaqueta tenia muchísimos- sin éxito mientras las aves se alejaban trastabillando. Por fin la encontré, la encendí, disparé. Obtuve una foto borrosa y fuera de foco; disparé varias veces mas: manchas de colores y fotos de un cielo bien azul pero vacío, mientras los pájaros, que se iban alejando, amenazaban con perderse de vista. “No te preocupes, no importa la foto. Disfruta el momento” me dijo Trying dulcemente. Intenté olvidarme de la cámara y concentrarme en las aves. Parecían dodós, pero del tamaño de una avioneta. El escarlata de sus plumas sobre el cobalto del cielo me dolía y volví a tomar la cámara para intentarlo otra vez. Disparé y esta vez dí en blanco. Al revisar la foto, solo las silueta de las aves, ennegrecida por efecto del sol, se veía con claridad. Volteé a ver de nuevo y comprobé con decepción que el ultimo pájaro desaparecía detrás de los árboles y los edificios al otro lado de la calle. No volverían más.

17 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

¿Tú también estás tomando chochos Arañita querida?.

Implicada dijo...

¿Te acuerdas que en la película Inception para saber si era un sueño, debían recordar cómo habían llegado a ese lugar? Es verdad, en los sueños uno está ahí de pronto.
Logré ver los Dodos, pero tampoco les tomé una foto.

:)

trying not to sell dreams for small desires dijo...

i always enjoy looking at strange and beautiful birds with you

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Este relato entienden que es un sueño o pretendida alucinación.
Quizás no entendí yo muy bien aunque lo he releído, he quedado sin saberlo: si ha sido un sueño o un deseo incumplido, está muy bien contado. Aunque no haya cámara, fotos ni Dodos para mostrar.

Debo ver Inception.

Saludos cordiales amigo.
D

María Beatriz dijo...

Anoche, cuando volvíamos por la carretera, de pronto los vimos: Iluminados por un rayo de luna que se deslizó entre las nubes, surcaban el cielo como saetas encendidas, iluminando la noche con los reflejos rojizos de sus plumajes...
No podía imaginar desde qué punto remoto venían esas maravillosas aves...Ahora ya lo sé...

Saludos
Maribe

Bek dijo...

Lograste recordar muy bien un sueño :)
Me gusta como es la voz de Trying , la que te tranquiliza,la que hace que enfoques en lo escencial.

bixitoluminoso dijo...

pero esos pajaros no se extinguieron??

Buahh, seria fabuloso si yo tambien puediera ver uno...

Millenia dijo...

te gustan mucho las aves?

todavia dijo...

MaLquE:

A lo mejor ese jarabe para la tos es mas fuerte de lo que dice la caja =)

todavia dijo...

Implicada:

Si, si, recuerdo mucho eso de sobre como habian llegado hasta ahi.

Lo mas curioso es que nadie recuerda bien los primeros cuatro años de su vida ¿Que miedo no?

Chin!

todavia dijo...

Trying:

Necesito una camara mas grande!


=)

todavia dijo...

Cronicas:

Si, tienes que ver Inception!

Olvide aclarar que era un sueño. pocas, muy pocas veces sueño cosas entendibles y menos aun las recuerdo.

todavia dijo...

Maribe:


Eh! vuelan rapido los dodós! ;)

todavia dijo...

Bere:

No se porque me acordé de este, que raro. Y tengo otro que estoy por contar. Si ha de ser el jarabe para la toz ;)

Trying es mi conciencia

todavia dijo...

Bixitoluminoso:

Si, los dodós se extinguieron en el siglo 18. Y no volaban. Pero en mi sueño eran hermosos, aunqe su vuelo parecia el de una vaca =)

todavia dijo...

Millenia:


Pues no... me gusta su vuelo, pero las aves en si no. Prefiero los gatos =)

Fernando Manda dijo...

menos mal que no eran ovnis jejeje de ser así, creo que nunca hubieras encontrado la cámara D: