20100620

microrelatos 1.8

Reflejado del visor del casco de su compañero, un astronauta trabaja en el exterior la Estacion Espacial Internacional.  Foto: NASA. Julio del 2009.

En mi familia fuimos muchos. Éramos padre, madre y 7 hermanos, la abuela y una tía que, tras cada fracaso sentimental, se quedaba largas temporadas con nosotros hasta que se encontraba una pared nueva contra la cual estrellarse. La casa no era grande, así que no había privacidad, a donde huyeras siempre había alguien o corrías el riesgo de que alguien entrara súbitamente. El hacinamiento nos hizo aprender a compartirlo todo: La cama, el closet, la ropa, los juguetes, los libros de la escuela y, ya más grandes, hasta llegamos a compartir un par de novias. Por eso nunca aprendí a esconder ni objetos, ni sentimientos, ni nada; no tenia caso hacerse el subrepticio en esa comuna a la que llamábamos familia. Todo era de todos, todos éramos todos los demás. Mi vida entera he llevado a cuestas esta ineptitud para ocultar lo que tengo, siento y pienso; ella me ha costado mis dos matrimonios, algunos empleos y mi fama de sincero o cínico –depende de lo afectado que resulte quien me juzga-. No me duele esta incompetencia, hasta me invade cierto orgullo de saber que soy virtualmente incapaz de mentir o querer hacerme el vivo, me brinda una sensación de bondadez; algo de lo que carezco. Pero en ocasiones como esta, en las que me entero de cosas que pueden lastimar a otros, lamento no haber adquirido nunca la habilidad para guardar un secreto.


Soy malo guardando secretos pero tonto no. Sé perfectamente que estos hombres a quienes en realidad no conozco, pero que aprecio por su gran valor para lanzarse a esta aventura sin sentido, se dieron cuenta desde el inicio que algo extraño ocurrió, que algo encontré allá afuera y que lo traje conmigo, a pesar de que el protocolo lo prohíbe terminantemente. Ahora que tengo la caja “oculta” bajo el tablero, que busco absurdamente la forma de postergarles la verdad, advierto que ellos evitaron hacer preguntas a pesar de que la curiosidad los mata. Ahora los aprecio aún más. Ojalá no tuviera que decírselos yo, ojalá le hubiera tocado a otro hacer este hallazgo, pero tuve que ser yo porque soy “el ingeniero” y es el tipo de sujetos como yo quienes deben encargarse de la frigida, tediosa y delicada integridad de la invisible fibra que nos une a la tierra, que nos conecta con la realidad y la razón. Por estrafalario que esto pudiera parecer estando en donde estamos, siendo quienes somos, alguien debe mantener la cordura.

Si nuestra ilusión de certeza, nuestra frágil burbuja de seguridad debía romperse, no iba a ser yo, aunque estuviera en mis manos, quien lo evitase. No guardé silencio pretendiendo evitar lo inevitable, lo hice por respeto a estos sujetos, aventureros, locos de atar, que encerrados en una lata pretendían junto conmigo llegar a donde nadie antes había arriesgado el pie.


Esta es una co-produccion  Galicia - Buenos Aires - California.

¿No sabe como empezó? No se quede con la duda, vaya, entérese.

18 comentarios:

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Un gran hombre que viene de una gran familia.
Por favor que no seas tú el 7º hijo varón que está en la nave... por aquí además de ser bautizado por el Presidente de la Nación -dato objetivo-, en las noches de luna se convierte en hombre lobo -dato cientificamente comprobado.

http://es.wikipedia.org/wiki/Licántropo

En el espacio siempre hay luna llena?

Bruja Bonita* dijo...

Hola:

Si que es grande tu familia, pero, pero, pero, deben ser hermosas las reuniones familiares, cierto???.

Besos Brujos*

María Beatriz dijo...

Noooo!!! Yo pensé que ibas a revelar el Gran Secreto de la Caja Negra!!!!
Y bué! Habrá que seguir con la intriga hasta la próxima...

Cuando uno pertenece a una familia grande, cuando llega a su casa siempre tiene a quién contarle lo que le pasó...

Saludos cósmicos

Implicada dijo...

La autodescripción que hace el personaje acerca de su vida me dejé perpleja :) esta muy bien lograda, felicidades, Rosita estará orgullosa de ti.

todavia dijo...

Daniel:

Me pediste ingeniero y ahi tienes =) dejame hacer cuentas para ver si te cumplo este otro deseo.

De verdad el séptimo hijo varón es un licántropo??? woow no sabia!

auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu!

todavia dijo...

Bruja Bonita:


Y no contámos a los demas tios, primos y otros entenados que ya ves que nunca faltan

No se si las reuniones familiares son mas hermosas, pero si se que hay mas comida. =)

todavia dijo...

Maria Beatriz:

Pues yo ya iba a hacerlo, pero el productor dijo que alargaramos la historia ;) Creo que consiguió patrocinio!

todavia dijo...

Implicada:

Ha de ser porque eso de andar contando las intimidades de la gente se me da muy bien.

Que diera porque Rosita leyera el blog! =)

la MaLquEridA dijo...

¿Cuál e el secreto?, ¿a nosotros si nos lo dirás?, ¿o ya lo dijiste y pasé de noche?.




besos Arañita.

NTQVCA dijo...

Me imaginé toda la historía con la familia y la Tía que andaba dando tumbos, pero ya no entendí, es un cuento? el blog al que nos mandas de quien es?

NTQVCA dijo...

Me imaginé toda la historía con la familia y la Tía que andaba dando tumbos, pero ya no entendí, es un cuento? el blog al que nos mandas de quien es?

todavia dijo...

MaLquE:

Pos esa es la cosa! no sabemos que cosa metió este tipo a "la nave" Como cada quien escribe una parte, pues ni yo se bien de que se trata.

Como dijo Kaliman: Paciencia, paciencia.

todavia dijo...

NTQVCA:

Si es un cuento. Mira, la cosa es así: Bidan, (la parte gallega del relato) empezo a escribir un cuento en su blog, pero lo dejó a medias. Como me gustó mucho, le pedí que no me dejara a medias y me dijo que si queria podia seguirle yo, a ver que salía. Y como soy muy metiche, lo hice, y el respondió con la tercera parte. Despues Cronicas Urbanas, (la parte Bonaerense) quiso sumarse porque le atrajo la idea y en eso andamos, escribiendo un relaato loco entre los tres blogs, cada quien un pedazo.

Los links que te doy son de las partes 7 y 6 (las demas las puedes ir conectando con los links que ellos ofrecen a su vez). Ellos son dos personas muy inteligentes, que escriben sus blogs con estilos muy distintos entre si> Creo que esto de escribir un relato, por sencillo que sea, entre tres personas que no se conocen y que viven separadas miles de kilometros la una de la otra es algo muy interesante. Es la magia de la red en toda su extension.

Animate a entrar a sus blogs, yo creo que te van a gustar.

Te mando un abrazotote!

NTQVCA dijo...

Ahhhh!

Yo me paso, gracias!

Cassiopeia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cassiopeia dijo...

Ooooookei!
Me aguanté par de días como pude... CUAL ES EL SECRETOOOOO!

todavia dijo...

Jeje.

Pues es que todavia no se! le toca a Bidan!

Cassiopeia dijo...

Pues dile que se apure, que me pone mal la espera (el que espera, se desespera!)