20100619

Libros y gatos

Hace unas horas murió Carlos Monsiváis. No voy a presumir cultura, ni pilas de libros leídos porque en realidad he leído muy poco -pero muy bueno, quiero pensar-; así que no voy a hablar ni de su obra, ni de la trascendencia de la misma para las letras mexicanas. Habrá miles que harán esto mucho mejor que yo, con más conocimiento de su persona. Yo solo puedo decir que voy a extrañar al compañero de lucha social, al que siempre estaba ahi para cantarles su precio, sin pelos, pero con vastedad y acrobacia lingüística, a todo el que se lo mereciera.


Nuevo catecismo para indios remisos

El indígena respondió con aspereza: -No, señor cura, de ninguna manera. A mí su catecismo no me gusta.

El párroco pensó de inmediato en llamar al Tribunal del Santo Oficio, pero ese día estaba de buen humor y esperó.

-El catecismo no está para el gusto o disgusto de indios bárbaros y necios, sino para enseñar los mandamientos y preceptos sagrados.

-Pero no asi, señor cura, no con esa rutina de preguntas y respuestas, que hace creer que en el cielo nos ven a los indios más tontos de lo que somos. Parece una ronda de niñitos: “¿Quién hizo los cielos y la tierra?.” Y se responde a coro: Los hizo Dios”. ¿No será mucho mejor a la inversa?. Dice usted: “Fue Dios” y contestamos “¿Quién hizo a los indios, a los cielos, a los peces, a los conejos?”

-Dios no esta para que le reconstruyan su doctrina, ni a El se le venera de adelante para atrás.
No hubo modo, el indígena persistió en su capricho, el párroco llamó a quien debía, el hereje se evaporó en las mazmorras y como nadie se atrevió a preguntar por él, nadie lo acompaño en su desdicha. Pero el sacerdote quedó perturbado y, ya solo, murmuraba “Es la carencia de todo” y lanzaba la pregunta correspondiente: “¿Qué es la nada?” Volvía a afirmar: Es la carencia de todo en el sentido de materiales sobre los cuales trabajar, no en el de la carencia de poder”, y se inquiría: “Y como puede salir algo, así sea la nada, de esa carencia?” Y pasaba días y noches estudiando el Catecismo al revés.

Otro párroco que lo escucho se inquietó demasiado, convencido de hallarse ante un juego muy impío. Como además ese curato era muy prospero, convoco a las autoridades correspondientes y desapareció al cura enrevesado, se fue a vivir en su lugar. Por lo menos allí se enseñó el Catecismo como es debido.


No sé a donde te fuiste, pero seguro es un lugar lleno de libros y gatos. 


19 comentarios:

Bruja Bonita* dijo...

Hola:

Felicidades por esta publicacion...

Besos Brujos*

Ministry of Silly Walks dijo...

Ayer me puse triste. Hoy lloré.
Esa parte del luchador social, defensor de los derechos humanos, activista por la igualdad...muy aparte del genial escritor, extrañaré a la grandiosa persona que es, que fue, que ha sido.

Implicada dijo...

Yo recuerdo a Monsivais en cada Feria del libro en Gdl, haciendo mofa del país, y como bien dices, como luchador social, me divertía y aprendía mucho en sus conferencias.
Lastima su partida.

YoSabina dijo...

Es triste que haya muerto aunque la verdad nunca lo leí pero sé que hacía críticas polícas... (no me gusta la política). Pero... creo que también deberías de haber escrito de José Saramago. Te lo recomiendo ampliamente.

YoSabina

todavia dijo...

Es una pena que se nos vaya Monsiváis, Bruja Bonita, justo ahora que a este país lo acosan los canallas. =(

todavia dijo...

Ministry:

A mí lo que mas me gustaba de él era esa manera de pendejear a tanto satrapa, de forma tan culta, que los pendejeados se daban cuenta de lo que les habia dicho como dos semanas después. Y a veces más.

Ahora que vaya a Mexico me voy a ir a concer el Museo del Estanquillo. Ahi ha de andar paseandose el Monsi. =)

todavia dijo...

Implicada:

Es que la verdad su lectura era muy densa para gente de educación tan básica como yo. Sus ensayos me gustaban pero me daban dolor de cabeza por el esfuerzo tratando de entender lo que leia. Al hablar era más directo, al menos yo le entendia más.

todavia dijo...

YoSabina:

Ese es mi problema con Saramago: yo nunca lo leí. Lei un cuento, un poema (hermoso!) e intente leer el Evangelio Segun Jesucristo, pero aborté la misión a la segunda página. No quiero ser hipocrita y lamentar la pérdida de un escritor que no conozco, nomás por su gran talento o porque es lo correcto. A Saramago no el faltarán, por su grandeza, decenas de miles que lamenten su pérdida y hablen de su obra de manera hermosa, como debe de ser.

Lo que menos nos hace falta en este mundo son principiantes como yo que escriban, queriendo quedar bien, de lo que no conocen.

Un abrazo.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

No he conocido nada de este hombre, pero me gusta esa prosa que publicaste. Lo buscaré, me gusta.
Hombres asi, con convicción e ideas precisas, perduran, mi amigo.

(Por cierto, sabes lo que pienso de los gatos, pero esa foto es grata)-

Saludos.
Daniel.

YoSabina dijo...

Excelente que no quieras aparentar. Un abrazo fuerte por el valor a ser tu mismo y no querer aparentar algo... duele ser uno mismo pero es mejor que ser alguein más, ¿no lo crees?

YoSabina

la MaLquEridA dijo...

No leí nunca a Saramago y alguna que otra vez leí algo de Monsiváis, pero ni modo todos vamos para allá.

todavia dijo...

Daniel:


Monsiváis era mas bien ensayista, escribia de cine, de cultura popular, de politica (tenia una columna semanal en un diario) y fundo un museo con una serie de objetos que fue colectando a lo largo de su vida. Eso que escribí es un cuento de su libro que lleva el mismo nombre, creo que es lo unico de narrativa que escribió. Busca en google books, ahi te dan probaditas de su obra.

todavia dijo...

Yosabina:

Pues es que es mejor que te odien por lo que eres a que te quieran por lo que aparentas. =)

Gracias!

todavia dijo...

MaLquE:

La columna que Monsi escribia en el Universal no tenia desperdicio. "Por mi madre, Bohemios"

La voy a extrañar

Millenia dijo...

También resentí su partida, es una pena :(

Cassiopeia dijo...

Amo tu sinceridad y punto.

todavia dijo...

Millenia:

=(

todavia dijo...

Cassiopeia:


Si le hubiera rascado un poco más al google, habría podido escribir 20 lineas pretendiendo conocer al dedillo su trayectoria. ¿Pero que honor se le hace a alguien que ya se fué mintiendo, haciendole creer a la gente que esa persona nos importaba mucho cuando lo único que nos importa en realidad es quedar bien?

Cassiopeia dijo...

Great! Voy a tí!