20100524

Microrelatos (1.2)

Gemini IV. 3 de junio de1965. Foto NASA.

La gente piensa que caminar en el espacio es una experiencia increíble, que vas mirando el universo, con la tierra al fondo, mientras flotas placidamente en la ingravidez. Lo cierto es que es incomodísimo: te asas de calor en la escafandra sin poder ver mas allá de tu nariz y la mayor parte de tu tiempo la inviertes en tratar de controlar tus brazos y piernas porque que apenas te responden. Sobra decir que actividades que nos resultan tan simples en tierra, como rascarse u orinar, se vuelven una tortura infame.

Otra falsa concepción que la gente tiene del espacio es que se parece a un arbolito de navidad, con estrellas brillando hacia donde mires. La verdad es que es un sitio obscuro, con grandes regiones a donde solo existe el vacío. El sector b-23 noroeste es una de estas zonas desiertas, por eso recibir impulsos desde ahí era tan irregular que estábamos seguros de que se trataba de una falla en el equipo.

Que el equipo funcionara a la perfección era tan desconcertante que tuve que confirmar dos veces mi reporte.

Y estaba en plena discusión radial con Control de Mando sobre si mi revisión había sido completa cuando lo ví.

(Sí quieren enterarse de que se trata esto, la primera parte la tiene Bidan aquí)

12 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Ya vi la parte de Bidan y junto con la tuya me pareció buen relato, pero me dejan con la percepción de que falta algo... ¿el final tal vez?.



Besos Araña patona.

Implicada dijo...

mmmm si es tan incómodo estar ahí, mejor no voy, jejejej

veamos cómo sigue la historia

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué perfecto! Relatos espaciales en el Día de la Toalla.

Bidan dijo...

Abriste la caja de Pandora, pues.
Tengo tres o cuatro maneras de continuarlo.
emiliame a bidangamar@yahoo.es y vemos que enfoque prefieres darle.
Puede ser muy entretenido, la verdad...

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans:

Los sigo atentamente, como le dije a Bidan.
Es extraordinario como dos amigos pueden encontrarse en el sector...
ese.
Si pueden, me cuentan:

¿Cómo se cepillan los dientes?
¿Es cierto que se desayuna, almuerza, merienda y cena con sólo cuatro pastillas?
Allí no se pueden mantener alineadas las lapiceras... flotan siempre.

Quisiera estar con Ustedes, pero no puedo mentir.
Pero cuenten conmigo para seguir el relato.

Suerte, saludos y gracias.
(En ése orden).
Daniel.

todavia dijo...

MaLquE:

Pos en eso andamos =) A ver en que acaba, yo me muero de curiosidad.

todavia dijo...

Implicada:

Me imagino que esos trajes deben ser incomodisimos, además imaginate: los usan por lapsos de 6 horas, se los quitan y ¿los lavan?, Asi se los vuelven a poner la siguiente vez =P

todavia dijo...

Ministry:

Yo creo que esto acabará en el capitulo 42 =)

todavia dijo...

Bidan:

Espero que la próxima no me tarde tanto en responder. Veamos en que acaba.

todavia dijo...

Crónicas:

En un documental vi que su comida consiste en unas bolsas de papilla nutritiva, que chupan directamente de la bolsa mediante una pajilla.

Yo creo que podriamos sujetar las lapiceras con correas de velcro a la mesa.

Vamos! tienes mucha más inventiva de la que aceptas! podrias cointinuar este relato con una mano atada a la espalda.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Mactans y Bidan:

¿Y si hay un tercer pasajero?

Bek dijo...

oyy pero que intriga, los leo!