20090206

Los ojos del color correcto


Existen en Australia y Nueva Guinea una familia de aves llamadas genéricamente Pájaros Jardineros (bowerbirds). Los Jardineros machos construyen su nido en el suelo y dependiendo de la especie, la forma del nido va desde un sencillo medio túnel hasta de un complejo cobertizo de hierba y ramas entretejidas. Cuando lo han terminado, comienzan a llevar una multitud de objetos que van disponiendo cuidadosamente. La selección de los objetos varia también según la especie: Algunos eligen objetos de diversas formas y colores que disponen en grupos frente a la entrada del nido. En este video se muestran dos Jardineros de Vogelkop y sus respectivos nidos. Aunque esta narrado en inglés, las imágenes se entienden perfectamente.




El naturista David Attenborough hablando de los Pajaros Jardineros para el documental “vida Salvaje” de la BBC



Como muestra el video, los objetos que coleccionan dependen no solo de los recursos con que el ave cuente, sino también de su muy personal estilo: Los jardines en el video son definitivamente distintos.

Otras especies, como los Jardineros Satinados, prefieren objetos de color azul y adornan con ellos el perímetro de su construcción.



Fotografía de maureen_g, Ornitóloga Australiana, en Flickr


Cuando el ave no consigue objetos azules, entonces se inclina por los verdes. Solo en caso de que ambos colores escasearan, elige otros. Lo más curioso del caso es que las hembras del Jardinero Satinado tienen los ojos de un color azul profundo; ignoro si esto tiene alguna relación con el color de los objetos pero me queda la sensación de que no es mera coincidencia.




Me preguntaba porque le dedico tanto tiempo a este blog y pensando recordé a estos pajaritos. Mi objetivo, claro, no es conseguir pareja y se me ocurre que en el fondo el ave obtiene pareja solo como consecuencia, el empeño que pone en la selección y despliegue de los ornamentos me hace pensar mas en el disfrute del trabajo que en la persecución del objetivo. Intento elegir con cuidado lo que voy guardando aquí, lo acomodo del modo que me gusta y, a juzgar por el numero de veces que entro a releer, corregir, acomodar, responder, creo que le imprimo un esfuerzo semejante al que el pajarito aplica en su nido. Yo no sé si el resultado es tan hermoso como el jardín de un Jardinero –la obra del ave del video me parece bellísima- pero después de acomodar semillas y piedritas, de amontonar aquí y allá entradas por colores y formas, me desconecto sintiéndome bien, con ganas de volar de nuevo en busca de otra cosa extraña para venir a colgarla en donde quede espacio.

Y entre vuelo y vuelo, siempre me doy tiempo para buscar jardines del color de mis ojos.

Y a veces hasta me he llevado la sorpresa de que ojos del color correcto encuentran en mi jardín de letras un lugar para reposar su vuelo.

2 comentarios:

Berenice dijo...

Herrrmoso video! Cada uno de acuerdo a su personalidad, qué mono.
Tu nido es hermoso,un esfuerzo que yo valoro mucho, cada que paso me llevo algo nuevo. Tengo el color de ojos correcto? No lo sé, pero me encantá venir.

todavia dijo...

Y a mi me gusta que vengas. Y me gusta ir a espiar lo que escribiste y ando contando los dias para tu viaje a Suecia =)