20110108

La cuidad de las flores

 1

Cuando llegué a Estados Unidos, uno de los primeros lugares a donde Trying me llevó fue a Pasadena, una ciudad al noreste del Los Angeles. Por aquel entonces no existía este blog y solo contábamos con una camarita de 35 milímetros que disparábamos con la única intención de presentarle al Homeland Security Office pruebas de que si vivíamos juntos. Pasadena, entonces, me pareció una sitio muy hermoso. Lo que más recuerdo de aquella primera visita son sus calles de árboles con flores amarillo intenso, como el sol de aquella primavera.

 
Cassia Fístula o Arbol de Lluvia Dorada. Fuimos en mayo y las ramas ya no tenían hojas, solo grandes racimos de flores. Tengo fotos, pero todas las arruino con mi carota, esta es de wikipedia.

Desde entonces, teníamos ganas de regresar y estas semanas lo hicimos dos veces.


2


Pasadena, aunque debería, no es famosa por sus árboles dorados, ni por sus sobrios edificios color ocre, sino por el fútbol americano. En este lugar esta ubicado el Rose Bowl, casa de los Bruins (osos pardos) de la Universidad de California de Los Angeles (UCLA) y a principios de diciembre nos lanzamos en grupo a ver el juego entre los Bruins y los Troyanos de la Universidad del Sur de California (USC). Un clásico entre dos universidades que se odian.


En esta ocasión Trying apoyaba a la USC y yo a la UCLA. A diferencia de la ultima vez que fuimos a ver un juego de americano, esta vez no nos la pasamos tan bien, el Rose Bowl es muy incomodo, los lugares están muy pegados unos con otros y las hileras de asientos demasiado juntas; si los espectadores de las filas delanteras se ponen de pie, el resultado es que los de atrás no ven y se levantan también, provocando una reacción en cadena que obliga a todos a ver de pie el juego.


Al para el segundo cuarto estábamos cansados de estar parados, así que sacrificamos nuestros asientos de grada baja y nos fuimos a las periqueras (hasta arriba), un poco mas lejos pero donde pudimos disfrutar el juego como debe ser.
 
 
Bueno... “disfrutar” relativamente hablando, porque la USC se puso adelante desde los primeros 15 minutos y no perdió la delantera en todo el partido.
 

Al final quedamos 28-14. Trying con una sonrisota y yo convencido de que lo mejor del juego fueron las bandas de marcha.


“Beat The Trojans!” Gritaban. De poco nos valió =)

No toda la gente entra a ver el partido, a las afueras del estadio miles de personas acampan desde la tarde para ver por televisión el juego, preparar una parrillada y se arma una fiesta que, cuando llegamos, me pareció divertida.


Pero cuando salimos al terminar el partido esto fue lo que esa gente dejó atrás.


Cerros de basura por doquier. Y no solo eso:


3 held in stabbing during brawl before USC-UCLA game

December 4, 2010
7:06 pm


Three men are in custody on suspicion of attempted murder after a brawl broke out before the USC-UCLA football game Saturday. Two people were take to a hospital with stab wounds, Pasadena police said.


The brawl started about 4:30 p.m. in Parking Lot 1 at the Rose Bowl.


Police called to the scene found 50 to 75 people fighting, said Cmdr. Daryl Qualls of the Pasadena Police Department.

Información de LA Times.

No todos se saben divertir.

Pero nosotros si =). Antes de entrar al juego anduvimos dando vueltas por Old Pasadena, la zona centro de la ciudad, que esta llena de lo mas tradicional que hay en Estados Unidos: Tiendas. =S



En esta calle no hay tantos pero por ahí se alcanzan a ver los árboles de los que hablé, aunque eso amarillo que tienen no son flores si no hojas de invierno próximas a caer.

Y como el principal atractivo del centro son las tiendas y restaurantes pues visitándolos matamos el tiempo.



De esta pizza  de berenjena, tomate asado, aceitunas negras y queso de cabra dejé solo el recuerdo. El lugar donde comimos se especializa en pays de queso, pero preferimos substituir ese postre con un gelato.


No entiendo claramente la diferencia entre el gelato y el helado, pero estaban muy buenos.


Anuncios como este, promocionando la venta de asientos para el Desfile de las Rosas había en todas las esquinas. Para asistir al desfile de las rosas hay dos opciones: una, acampar en la baqueta desde la noche anterior y, dos, reservar con mucha anticipación un asiento con esta empresa. Como ninguna de las dos opciones nos convenció como pretexto para ir de nuevo a Pasadena, optamos por una tercera opción: Ir a ver la exposición de carros alegóricos el día posterior al desfile.

3


El Desfile de las Rosas ocurre cada primero de enero y es el espectáculo previo al Tazón de las Rosas, un juego del incomprensible campeonato de fútbol americano colegial donde solo dios sabe como eligen al ganador. Lo que caracteriza los carros alegóricos de este desfile es que están confeccionados obligatoriamente con rosas además de otras flores, semillas, hojas y corteza de árbol, los 48 carros que participaron este año fueron alineados a lo largo de una avenida a las afueras de Pasadena, entrar a verlos costaba diez dólares los adultos y gratis para los niños.


 
Tal vez por el bajo costo había tanta gente. Yo esperaba que la decoración de los carros fuese bonita, pero nunca imaginé que fueran tan hermosos. Saqué tantas fotos que solo voy a compartir aquí algunas, de otro modo convertiría en insufrible este, de por sí, aburrido relato.
 
 
El puerquito esta hecho de avena, lo demás de pétalos.
 

 


 
Una hacienda hecha de amaranto =)
 

El pelambre de los gatos esta hecho de espigas.







El auto esta hecho de rosas y crisantemos, las ruedas son hojas y semillas.


Este es el detalle de los “azulejos” de una fuente, hechos de pétalos




Antes de salir de casa, revisamos el reporte del clima y anunciaba  lluvias por la tarde. Justo cuando terminábamos el recorrido comenzó a llover bien fuerte. ¡Que timming el nuestro!, Pero que lastima para toda la gente que iba llegando,  además de la mojada (porque no había ni donde esconderse del agua) muchos carros seguramente se arruinaron.


Y como sabíamos que iba a estar lloviendo, planeamos visitar museos en lugar de andar tonteando entre las tiendas. No en todos los museos se puede sacar fotos, pero nos trajimos varias del Pacific Asia Museum que es muy pequeñito, pero muy interesante.


Y muy hermoso.


Y que entre otras muchas cosas, tenia  una exposición no apta para menores.


Cuidado con esa mano...


Mismo caso. Pero esta pieza me deja serias dudas... me parece que además de la cabeza, a este chica le falta otro apéndice justo en ese cráter de la entrepierna...


No lleven niños al Asia Pacific =)
 
Terminamos la tarde caminando por las húmedas calles de Pasadena y quitándonos el frió con un café y un pastelito en una cafetería italiana, el Mi Piace.






Tan deliciosos como se ven =)


Luego, sólo nos quedaba el regreso a casa en metro y tren.

 
Hasta la próxima, ciudad de las flores.




11 comentarios:

Noemi dijo...

Sabía que os llovió por la foto del cielo empedrado :) Me lo enseñó mi abuelo: Cielo empedrado, suelo mojado. Sabéis cuál digo? Esa en la que las nubes parecen bolitas extendidas regularmente por toda la superficie del cielo. Cuando he visto la foto me he preguntado si el standard "cielo empedrado" también sería válido en la predicción meteorológica de vuestras latitudes y veo que sí :D

Veo que la gente perdiendo la compostura en los estadios es una vergüenza compartida también :)

No creo que vuestras caras estropeen ninguna foto... Lo dejo caer (:

Bonito viaje!

Abrazo.

PHERRO dijo...

Muy buenas fotos como siempre y el relato muy ameno, aunque le hagas al cuento cuando escribes que es largo y aburrido, por el contrario, es agradable e interesante, gracias por compartir el impresionante trabajo de los carros alegóricos, pues en mi caso, no creo que tenga chance de verlo de cerca en el futuro cercano.
Sale pues, Sr. Araña cuídate, luego nos leemos.

Implicada dijo...

De niña me preguntaba cómo harían esos carros con puras flores, ahora con tus fotos los veo de cerca y lo que explicas con detalle responde en parte a mi pregunta, porque la otra parte de mi pregunta tiene que ver con el asombro.
Yo me comería ese carro de amaranto, mmm me encanta.

Gracias por pasear y llevarnos.

María Beatriz dijo...

Como siempre, un relato fluido y con fotos estupendas!
Bellísimo el trabajo con flores en esas carrozas! Me encantó!

Un placer el paseo por Pasadena!Gracias! :)

Saludos

la MaLquEridA dijo...

Empezó a llover cuando había acabado el desfile mala surte pero al menos alcanzaron a verlos.

No te hagas Araña diciendo que tus relatos son aburridos, bien que nos tienes aquí viendo cada detalle de las fotos y de lo que dices.

¿Modesto qué te apellidas?.

trying not to sell dreams for small desires dijo...

i love Pasadena with you!

Bidan dijo...

Tenemos que montar una web.

Turismodesdecasa.com.

Te envío un mail un día de estos, contándote, a ver que te parece...

Afasia Anómica. dijo...

Vivo muy cerca de Pasadena y nunca me había llamado la atención visitar dicha ciudad, pero con esas fotos no me puedo resistir, ya sé que voy a hacer el próximo fin...

Saludos.

todavia dijo...

Bidan:

Me encantaria! venga pues!

todavia dijo...

Afasia:

Te la pasaa bien, el metro esta cerca, hay muchos sitios donde comer y tomar un cafe. varios museos... creo que el unico inconveniente es el estacionamiento... pero eso pasa en casi todas las ciuadades de Los Angeles.

me encantaria ver como te fue!

Millenia dijo...

Según yo había comentado en esta entrada, pero creo que lo soñe jajaja.
Esos sí son carros alegóricos! están lindos lindos!
Así no más de pasada, con sólo eso ya me he saboreado esos postres divinos de Mi Piace.
Y gracias por el tour por Pasadena porque, la tengo en mente, porque en mi serie favorita "the big bang theory" se supone que los personajes viven en esa ciudad, jajaja.
Las flores amarillas si que se han de ver hermosas adornando las calles, hasta han de alegrar a uno!