20111007

"Cada momento como si fuera el último”

Gilani Taylor queria cantar profesionalmente. Con un estilo que no es mi preferido, estupenda voz y aprovechando su belleza empezaba a hacerse de un nombre en los bares de la zona.


Tras la separación del grupo musical en el que participaba, inició su carrera como solista con la idea de lanzar un disco con temas propios, intentando reunir fondos entre entusiastas para financiarlo. Como promoción, grabó una de sus canciones en video.


Pero su salto a la fama no se lo dio la música. El sábado pasado, mientras viajaba con rumbo a Los Angeles en compañía de su hija, un auto se le atravesó, la hizo perder el control, su vehiculo se estrelló contra la barrera de contención que divide la autopista y la proyecto de nuevo hacia carriles centrales para estrellarse contra un trailer, volcando e incendiándose. La chica consiguió salir del auto envuelta en llamas y recibió el auxilio de automovilistas que pasaban por el sitio. Los cuerpos de rescate la llevaron a un hospital con quemaduras en el 90% de su cuerpo. Ahora esta en estado de coma inducido y los medicos le dan 50% de probabilidades de sobrevivir.

 
Su hija, que es la niña de anteojos que aparece brevemente en el video, no pudo ser rescatada con vida.

Yo llevo días pensando en el asunto.


Pienso en el ultimo post hecho por ella en su pagina de Facebook:

“Wow! Anoche, Sermón asombroso el del ex pastor Tim... DEJA de reflejar todas las cosas por lo que has pasado y empieza a reflejar lo que Dios te ha llamado a ser.”

Y en la osadía de alguna gente para enviarle, por este mismo medio, un supuesto mensaje de apoyo diciendo que Dios tiene un plan y sabe por que hace las cosas...


Pienso en el conductor de auto que provoco el accidente, en lo que debe tenerse en el alma para ocasionar un accidente como este, huir y luego, sabiendo el desenlace, permanecer en silencio.

Pienso en este país, donde quien tiene suerte de contar con seguro tiene que pagarlo el mismo y en donde la peor cosa que puede ocurrirte, económicamente hablando, es tener que pasar una larga temporada en el hospital.

Pienso en la chica mirando sus propias fotos dentro de unos años, y me acuerdo inmediatamente de la historia de Ty Ziegel (aquí a medio post.). Se oprime el corazón.

Pienso en si tengo derecho a contar una historia asi de triste sobre algo que no me paso a mí, en si seria mejor leer y guardar respetuoso silencio; en que haria yo su situacion, en si podria hacer algo mas por ayudar que limitarme a colgar un breve mensaje en su FB.

Y por supuesto, pienso en como la vida puede cambiarnos por completo en un instante. Todos nuestros planes, nuestras metas y lo que hemos conseguido y amamos pende del hilo de la fortuna, de la casualidad y este, sin remedio un día se rompe. A veces cuando las cosas nos marchan mejor.


Yo sé que la respuesta más concurrida al hecho de saber lo frágil que es nuestra felicidad y nuestra vida, es un lugar común: “Por eso debemos disfrutar cada momento como si fuera el ultimo” ¿Pero quien realmente va por la vida disfrutando cada minuto como si fuera el último? ¿Quién mas alla del discurso sale a la calle pensando que quizá no regrese a casa? ¿Quién se despide su sus seres queridos pensando que tal vez es la última vez que los verá?


Yo creo que casi nadie y reconozco que yo no.


14 comentarios:

Bek dijo...

Qué pena! Por su nena, por ella misma.

Debo reconocer que yo tampoco vivo así la vida y sabes? hace días también pasó algo que me dió un pequeño empujón, de hecho escribí un borrador algo parecido a éste post.

Un abrazo arañita!

la MaLquEridA dijo...

Yo tampoco, por más que me lo digan, lo que si hago es siempre despedirme de mi familia con una sonrisa y si puedo un abrazo y siempre un beso así si no regreso al menos me fui en paz con los míos.


Besos.

todavia dijo...

Hay una foto y de hecho un video de momentos despues de que ocurrio el accidente. En ellos se ve a un grupo de hombres rodeando a la chica, intentando apagarla con sus camisas y una botella de agua, mientras al fondo arde el automovil....

Tengo ambos pero no quise colgarlos en el post.

Implicada dijo...

Siempre la muerte nos recuerda la vida. ¿por qué?

ѕocιaѕ dijo...

Que triste caso, pensar que si sale (ojalá y si) de todo esto al enterarse de la perdida de su nena será un dolor aún más grande.

Claro que es muy fácil decirlo pero al momento de vivir el momento no podemos dejar de lado todo lo que sucede y que por lo tanto, no nos permite andar por ahí aprovechando cada segundo cuando hay problemas por doquier.

Saludos

Lapislazuli dijo...

La ciencia hace maravillas con los quemados, pero por mas que sobreviva la muerte de su hija se un peso enorme. Cada vez que nos anoticiamos de algo asi, pensamos en cambiar nuestras despedidas, pero con el tiempo lo olvidamos, mejor. Un abrazo

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué bien lo dijiste... eso de cómo la gente explota la tragedia ajena en busca de una moraleja.
Y el maldito "Por algo suceden las cosas..."
Arghhh..

María Beatriz dijo...

Que historia tan triste.
¿Quién puede saber su día final?

Trato, trato de vivir de esa manera. Que no me quede ningún abrazo por dar, ni un te amo sin decir...Pero claro, a veces me olvido y hago planes como si toda esta historia nunca fuera a terminar...

Saludos

Noemí dijo...

"Vivir cada momento como si fuera el último" - La frase es tan cierta... Y está tan gastada... Que no quiero gastar más palabras en ajarla, en ensuciarla.

Bidan dijo...

Dicen que Dios quiere a todo el mundo por igual. Es una de las mentiras más gordas de la Iglesia.

La Negra dijo...

es cierto, la verdad es que todos nos creemos Highlander el inmortal y pensamos que no nos va a pasar nada nunca... pero como hasta que no te da la vida un golpecito, no te das cuenta de lo fragiles que somos en relidad...

Millenia dijo...

También creo que nadie piensa en eso. Yo no tanto porque tampoco se trata de estar invocando a la muerte, pero aunque no quiera sabes que, el camino por el que paso todos los días a mi trabajo, es muy peligroso, son curvas terribles y bueno siempre hay muchos accidentes, recién hubo uno muy aparatoso (que hasta puse en el blog), y bueno ahora cada vez que paso por ahi, los parientes de los difuntos que hubo en el lugar, pues llevaron una corona de flores enorme y otro arreglo de flores, que me hacen el recordatorio, aunque yo no quisiera.

Disfrutemos entonces :)

Cassiopeia dijo...

Que MAL que no pensé eso cuando salí de casa esta mannana y le di besos rápidos a mi hijo mayor y a mi actual (y único) esposo.
Acabo de morir leyendo este post.
Antes que se me olvide... o me vaya de prisa. Te quiero mucho mactans. A ti y a tu socia.
Besitos con una buena dosis de abrazos.

todavia dijo...

La chica murió este viernes.