20090430

The Soloist

Fuimos a ver “The soloist” (El Solista). Debo decir que a pesar de mi pobrísimo ingles ir al cine casi nunca ha sido un problema, sin embargo me fue imposible disfrutar plenamente la película debido al idioma (aun tengo dificultades entendiendo a los afroamericanos, o cuando me hablan muy deprisa, o con las voces demasiado profundas, o cuando utilizan “slang” y en muchas otras ocasiones más. Mi ingles solo funciona con quien habla despacito pronuncia bien y es muy paciente conmigo) Voy a tener que rentarla cuando salga en DVD y volverla a ver con subtítulos y así aclarare algunas dudas y recuperare cosas que perdí.

A pesar de mis limitaciones idiomáticas, de ciertos toques de sensiblería perfectamente excluibles, -al igual que un par de escenas graciosas que, aunque innecesarias, logran su objetivo a juzgar por las risas en la sala- y de la rabieta de un columnista de Los Angeles Times, quien se queja, amargo, de que cambiaron la historia burdamente, la película me gusto mucho y la recomiendo. La música es hermosa, la historia es linda y real y no la arruinaron convirtiéndola en un cuento de hadas como se acostumbra en Hollywood.




Tuve además un dejavu personal que hizo que la historia me gustara un poco más: Hace un par de meses, en una visita a Los Angeles, mientras decidíamos entre tomar el metro o caminar un poco mas, me llamo la atención una persona que inmóvil, del otro lado de la calle, observaba un objeto que sostenía en sus manos mientras la gente caminaba apresurada. No fue solo la forma de vestir lo que me llamo la atención sino tambien las dos guitarritas que cargaba en su carro.



Cuando salimos del cine, creí que, sin saberlo, había estado en presencia de una celebridad, lamentablemente no fue así. Hara cosa de dos años, paso junto a nosotros Pierce Brosnan pero, sin demerito al actor, la cercania de una celebridad como nathaniel Ayers habiera sido mucho más interesante.

20090426

La melodia del cielo


Yo miro el cielo nocturno y veo las estrellas sin saber sus nombres, reconozco un par de planetas, la luna y nada mas, el resto son luces bellas pero anónimas. A veces, si tengo suerte encuentro visiones hermosas y si la suerte es mucha las retrato y las cuelgo en el blog para que no se me olviden. Me gusta el cielo, me gusta mucho sin importar si es de noche o día, pero de día no hay mas estrella que el sol y este se encarga de todo el arte en el cielo, es el quien decide colores y sombras y, a fuerza de los días que paso mirando, creo que he alcanzado a adivinar algunas de las intenciones en sus trazos. De noche, en cambio, las estrellas y la luna ejecutan una danza silenciosa o cuya música no puedo escuchar. El baile se ejecuta con sincronía perfecta y yo la observo con el azoro de quien mira algo que le gusta aunque no comprenda.

Hace unos días, un amigo que tiene la virtud de conocer la melodía al ritmo de la cual danzan las estrellas, me dijo que la Luna estaría bailando con Venus y Marte el día 21 y que Venus y la Luna ejecutarían un paso muy especial muy cerca del amanecer siguiente. El 21 de abril, cerca de las 5 AM esto fue lo que pude ver por la ventana:


Alineamiento de Venus, la Luna y Marte el 21 de abril del 2009. 5:20 AM tiempo del pacifico en EU. ¿Se alcanza a ver Marte en la esquina superior derecha de la foto?


La mañana siguiente, lo que sucedió pero fue sencillamente espectacular: Venus fue acercándose por el lado izquierdo de la Luna hasta que hicieron contacto y luego se escondió detrás de ella. En el punto en que ambas se tocaron, Venus quedo convertido en un diamante destellando en la superficie iluminada de la Luna menguante. Sin tripié fue imposible tomar una foto en la obscura madrugada –eran las 4:50 AM- pero fue posible obtener una imagen 30 minutos después, cuando Venus finalmente salió del otro lado.


Venus saliendo de detrás de la Luna tras el ocultamiento ocurrido el 22 de abril del 2009 entre 4:30 y 5:20 AM visto desde el sur de California, EU.


Según el sitio Space.com un evento como este volverá a ser visto en esta zona de la tierra hasta el 11 de octubre del 2029.

Mi encuentro con Vlookup –el amigo que me aviso de lo que ocurriría y sin cuyo aviso jamás me hubiera enterado del asunto- fue un suceso mas fortuito aun que encontrarse en el lugar correcto a la hora correcta para presenciar un espectáculo como el que Venus y la Luna nos ofrecieron. Cuando obtuve las fotografías lo primero que hice fue enviárselas y, al recibirlas, a él le ocurrió algo que no me corresponde a mi contar, pero fue terrible y maravilloso al mismo tiempo y parece confirmar que el cielo nocturno también envía mensajes como el diurno, mensajes que solo es posible entender si, como el, se saben leer las partituras al ritmo de las cuales se mueven las estrellas.

Yo compartí las fotos con Vlookup y el, a cambio, me dio la llave para comprender, para anticiparle a la gente neófita como yo, el lenguaje del cielo nocturno, sobre los caminos que los cuerpos celestes siguen cada noche. Me hizo el regalo de la música al ritmo de la cual baila el cielo que se ve desde la tierra.

Y yo ofrezco el mismo regalo a cualquiera que pudiera estar interesado:


Celestia:


Es un programa que te da un recorrido virtual por el universo conocido; te permite viajar desde la tierra a todos los planetas y lunas del sistema solar y acercarte a miles de estrellas. Te ofrece datos de su posición, velocidad a la que se alejan de la tierra –o acercan, en el caso de planetas- Te permite calcular los eclipses solares y lunares más próximos además de localizar el punto terrestre desde donde serán visibles. Lo mas impresionate son sus vistas -como este screenshoot- mismas que te permite capturar para realizar presentaciones. También te permite dar una vuelta al planeta o verlo girar en tiempo real.





Este programa es sencillamente genial. Aunque por default brinda la vista del cielo desde Paris, se puede configurar para la ciudad del país que se prefiera y te ofrece la vista de la bóveda celeste que puede –o debería- apreciarse desde ese punto. Tiene una serie de herramientas increíbles que te permiten desde ver los nombres de todas las estrellas visibles, identificar las constelaciones, eliminar la atmósfera terrestre para poder ver la posición de las estrellas siendo de día o hasta puedes volver transparente la tierra para poder ver las estrellas del otro lado del planeta, adelantarse o poner el tiempo marcha atrás para predecir el movimiento de las estrellas o regresar a cierto momento en el firmamento y una serie de controles que es mejor que el usuario descubra por si mismo en vez de aburrirse leyendo.
Nota importante: La versión 0.10.2 no trabaja en Windows Vista. Pueden probar una de las ediciones anteriores bajo el rubro “Older releases” o bajar, como hice yo, la versión portable, que se puede instalar en una carpeta de tu computadora o instalar en una unidad USB para ejecutarlo desde ahí en cualquier computadora (hay que descomprimir el archivo, instalarlo y buscar el archivo stellarium.exe en la carpeta “App” de donde se instalo el programa para ejecutarlo, porque la versión portable no te brinda accesos directos. Esa versión se obtiene aquí: http://stellarium-portable.softonic.com/


Sitio de la Sociedad Astronomica de Aguascalientes:

En este sitio se ofrece un calendario de los eventos astronómicos mas importantes que podrán ser vistos desde México en el mes corriente, además de ofrecer una serie de datos, fotografías, enlaces de muchísimo interés. Es un sitio simple en materia de diseño web, pero maravilloso si se esta interesado en empezar a prestarle atención a la danza que ejecutan las estrellas, lo recomiendo ampliamente.


Es probable que con el paso del tiempo los enlaces que ofrezco desaparezcan o los programas ya no estén disponibles, pero es así como funciona tanto la vida, como internet y el universo: Somos luces en el tiempo, reminiscencias de algo que quizás ocurrió hace mucho y cuyo espacio será ocupado por algo, con suerte, aun mejor. Si no los encontraran me disculpo y los invito a que busquen otros recursos, casi puedo asegurarles que para entonces existirá algo mucho mejor.

20090425

Leones en la luna

Acaban de publicar un libro que recopila cartas escritas al presidente de los Estados Unidos por niños de todo el país. Los compiladores recabaron mediante correo electrónico mas de 1000 cartas escritas –pero nunca enviadas- a Barack Obama tras su nombramiento hace unos meses. El libro se titula: “Dear President Obama, Letters of Hope from Children Across the Country” y me enteré de su existencia a través del diario Los Angeles Times que publica la nota con siete de las 179 cartas elegidas para su publicación.

Seis de las cartas que leí no me gustaron mucho, las sentí llenas de un patriotismo y vocabulario inducido (las cartas fueron enviadas por padres que decían tenerlas guardadas desde el día de la toma de poder) o carentes de la frescura de un niño de verdad, pues muchos de los chicos tienen entre 10 y 12 años. Pero una de las seis me gusto mucho y decidí incluirla aquí.

Dice:

Querido Presidente Obama



Por favor cuide a la gente sin casa y deles comida




Libere a los leones del zoológico y mandelos a la luna.




Detenga la guerra.



Juliet




Carta de Juliet Bruce, de 6 años, que vive en Nueva York. (N. Del T. Cabe destacar que los leones no fueron enviados a la luna por Juliet de manera irresponsable e improvisada, nótese como ambos usan un casco de astronauta)

Me gusto mucho no solo porque fue la única que me pareció autentica, sino porque, además, coincido absolutamente con el pliego petitorio de la niña:




Fotos publicadas anteriormente aquí. No es necesario, pero si le interesa, haga click en las fotos para ir a la nota respectiva.

Siempre es agradable descubrir que se tienen coincidencias con una librepensadora tan progresista como Juliet Bruce. A mi no se me había ocurrido liberar a los leones, solo me dio de tristeza verlos tras las rejas, pero me sumo a la moción y, si Juliet considera que en la luna se sentirían bien estos felinos pues me adhiero: ¡Que los envíen en el próximo trasnbordador!

¡Juliet para presidenta!

20090419

La inteligencia humana



Un terreno baldío se encuentra tapizado de flores. Sus corolas doradas, como un millón de soles, estallaron ahí sin pedir permiso. Nadie las cuida porque a nadie le preocupa cuidar flores sin nombre. Salvajes como el tono de sus pétalos crecieron a pesar de la indiferencia, la sequía que azota la región y los letreros que anuncian la próxima construcción de un fraccionamiento. Cuando lo construyan, las flores silvestres serán arrancadas, olvidadas, y las aceras de las nuevas calles serán decoradas con plantas traídas desde lejos, compradas en tiendas, y solo florecerán a base de cuidados, fertilización y riego pertinaz. Estas nuevas flores si llamarán la atención y quien las mire, acostumbrado a ver ahí solo un baldío, pensará que se ha logrado la proeza de transformar un páramo inútil en un jardín florido


Tal es el alcance del trabajo del hombre. Tal el tamaño de la inteligencia humana.

20090417

Ballenas!

Por fin, después de mucho esperar, este fin de semana tuvimos tiempo de tomar el crucero para ver a las ballenas que regresan de su migración de invierno. El viaje, que dura cerca de 4 horas, se hace en un pequeño yate y cuesta 30 dólares por persona, lo cual no es demasiado caro si se toma en cuenta que una salida al cine, palomitas incluidas, cuesta cerca de 20. El barco navega hasta las islas cercanas, las rodea y regresa a puerto y en su camino se va buscando a las ballenas grises que van rumbo al norte.

El viaje fue hermoso, nos encontramos en el camino a 6 o 7 cetáceos –dos de ellos crías- y aunque obtener fotografías no fue cosa fácil pues las ballenas no están para complacer al turismo, pude regresar a casa con un par de tomas para compartir.

En realidad pudimos verlas solo en pocas ocasiones, lejos y brevemente cuando salían a respirar. Aquí la joroba de una de ellas.

Esta, aunque también lejana, fue la toma más linda, en ella puede verse la cola de uno de los bebés.

Si bien las ballenas no fueron muy cooperativas, tuvimos mas suerte con los delfines: Decenas de ellos pasaron muy cerca, persiguiendo –según nos dijeron- un banco de peces.

También pudimos ver muy de cerca de un grupo de leones marinos que aprovechaban una boya para tomar el sol


Definitivo: “En el mar, la vida es mas sabrosa”

Y uno decidió seguir nuestra travesía un largo tramo, ignoro si nos confundió con un barco pesquero y buscaba comida gratis o si solo despertamos su curiosidad, lo cierto fue que se mantuvo detrás de nosotros un largo trecho hasta que rodeamos las islas.


Nos dijo adiós nadando “de pancita”. No pudimos tener mejor despedida.


Por cierto, las islas son un espectáculo aparte.

“Arch Rock” un peñasco a un costado de Anacapa es, por razones obvias, el símbolo de las Islas Channel

Para dar una idea de los impactantes que son los desfiladeros de Anacapa, quise incluir esta serie de fotos


Este es el desfiladero detrás del faro en el costado oeste de la isla. La punta del faro alcanza a verse en la cima.



Pero si acercamos la toma, hay algo mas...



...Son visitantes recorriendo el islote. Anacapa en este punto tiene cerca de 950 pies (280 metros) sobre el nivel del mar y por su difícil acceso y gran altura es ideal para que gaviotas, pelicanos y otras aves lo utilicen como sitio de crianza. La vista desde arriba es impresionante, pero estando ahí no se tiene conciencia clara de la altura y el riesgo que se corre al asomarse al abismo. Este grupo de turistas, por ejemplo, camina en una zona a donde se supone esta prohibido y, como se puede apreciar, hasta le permiten a un niño aproximarse peligrosamente al borde. El año pasado, antes de iniciar el blog, pudimos visitar la isla de Anacapa. Por ahí tengo guardadas fotos de esa visita y pienso dedicarle una entrada para que nunca se me olvide.

Como dije el viaje fue hermoso, aunque sospecho que no todos llegaron a contar sobre su agradable experiencia en alta mar.


A esta esquina acudían a desahogarse en turnos los viajeros que iban descubriéndose propensos al “Mal de mar”, La bandera norteamericana ondea de forma muy ad-hoc en primer plano.


Terminamos el día con una caminata en la placita que esta en los muelles, comiendo chocolate y escuchando Dixieland, Me es imposible compartir el chocolate vía módem, pero puedo dejar una probadita (apenas 5 segundos) del Jazz estilo Nueva Orleáns por si a alguien se le antojara.

Main Street Jazz Band


video

20090411

La bolsita valiente

Esta es parte de la cruzada con palabras Cinexin-Mactans. Si usted no sabe de lo que hablo puede, aunque no lo recomiendo, ignorar este mensaje)

Después del recuento de daños tras el ultimo bombazo, no queda mas que responder. Aunque es difícil hacer eco a la poderosa voz de una pared –y esta fue en verdad estruendosa- tengo esta modesta bolsita de té que en su postrer suspiro dijo:



“El primer y más grande mandamiento es: No dejes que te asusten.” Elmer Davis,, periodista norteamericano de principios del siglo XX


Muy apropiado para la ocasión. La bolsa de té ha hablado.

20090407

"San Cristobalazo, patazo, manazo. ¿Cuando me caso?"

(Esta es parte de la cruzada con palabras Cinexin-Mactans. Si usted no sabe de lo que estoy hablando y desea enterarse, puede consultar la etiqueta al final de esta entrada, si no, puede ignorar este mensaje)

Me encantan los exvotos. Infortunadamente mis visitas a los sitios donde suele haberlos son muy escasas y la mayoría de esas pocas visitas las hice cuando aún no tenía la cámara, de modo no tengo mucha evidencia de todas las maravillas que he visto colgando de los muros de ciertas iglesias y santuarios. Esa es una asignatura que tengo pendiente.

Pero tengo esta imagen, que es de un exvoto que cuelga del refrigerador de la casa y que mi pareja obtuvo en Oaxaca. Se lo compro a un chico que se dedica a pintarlos y que, pienso, vende –por cierto, carísimos- a los turistas aquellos que la gente ordena pero nunca recoge.


Imagino que 20 años después, Linda Ruis ordenó otro exvoto agradeciéndole a San Judas por haberla librado del cabrón de su marido.


"San Cristobalito, patitas, manitas. ¿Cuando me lo quitas?"
(verso popular)

20090405

Little boxes

Llevo viviendo aquí relativamente poco tiempo, el país es muy grande y viajar es caro, así que en realidad no conozco mucho de Estados Unidos. Pero si he visitado varias ciudades de California y es increíble la semejanza que tiene unas con otras, lo parecidas que son: El mismo tipo de casas, las mismas tiendas y restaurantes, calles con los mismos nombres, las mismas marcas de productos y la gente siempre igual y vestida de la misma forma. La singularidad de las ciudades -californianas al menos- radica en sus migrantes, en sus barrios chinos, irlandeses, latinos, filipinos etc., El color más interesante –culturalmente hablando- que le he encontrado a EU es su variedad étnica, los sabores traídos de otros lados y que luchan por subsistir en este sitio que todo lo uniforma, lo vuelve un producto en serie, un articulo de novedad que dura mientras se lanza el próximo modelo. Si alguien me pidiera que le comprara algo tradicional de EU como recuerdo me pondría en un verdadero apuro: las únicas cosas tradicionales aquí son la Coca Cola, las hamburguesas, Santa Claus y los maniáticos que un día enloquecen y balacean a varias personas en un lugar publico para después suicidarse. Para colmo, el libre comercio ha llevado todas esas cosas a casi todo el globo y no es necesario ya importarlas desde aquí.

Me mostraron hace meses una canción que me impacto por la sencillez con que retrata al menos la parte de EU que ya bien conocida tengo, ese Estados Unidos clase mediero que Hollywood nos vende con tanto éxito.

Little Boxes. Malvina Reynolds 1962
canta: Pete Seeger



Quizá solo es amargura de mi parte. En todo caso, la canción me hace pensar que mi “amargura” no sufre soledad.

Me tome la libertad de transcribir la letra, junto con una traducción al español por si alguien no entendiese inglés. Espero no haberla destrozado demasiado.



Little boxes on the hillside

Little boxes made of ticky tacky

Little boxes, little boxes

Little boxes all the same

There's a green one and a pink one

And a blue one and a yellow one

And they're all made out of ticky tacky

And they all look just the same

And the people in the houses

all went to the university

Where they all were put in boxes,

little boxes all the same.

And there's doctors and there's lawyers

and business executives.

And they're all got put in boxes

and they all come out he same

And they all play on the golf course

and drink their martini dry

And they all have pretty children

and the children go to school

And the children go to summer camp

and then to the university

Where they all got put in boxes,

and they all came out the same

And the boys go into business

and marry and raise a family

In they all get put in boxes,

little boxes all the same.

There's a green one, and a pink one

And a blue one and a yellow one

And they're all made out of ticky tacky

And they all look just the same.


Pequeñas cajas en la colina

Pequeñas cajas hechas de material barato

Pequeñas cajas, pequeñas casas

Pequeñas cajas, todas iguales.

Ahí esta la verde y la rosa

y la azul y la amarilla

Todas hechas de material barato

todas exactamente iguales

Y la gente en las casas

todos fueron a la universidad

donde todos fueron puestos en cajas,

pequeñas cajas todas iguales.

Hay doctores y abogados

y ejecutivos de negocios,

todos fueron puestos dentro de cajas,

todos salieron iguales.

Y todos juegan en el campo de golf

y beben sus martinis secos

todos tienen lindos niños,

y los niños van a la escuela.

y los niños van al campamento de verano

y después a la universidad

donde son puestos dentro de cajas

y de donde salen todos iguales.

Y los chicos consiguen empleo

y se casan y crían familias

y las pondrán dentro de cajas

pequeñas cajas, todas iguales.

Ahí esta la verde y la rosa,

y la azul y la amarilla

todas hechas de material barato

todas exactamente iguales.

No hiring

Cansados del desfile de aquellos que a diario van a preguntar, en esta procesadora de limón decidieron mejor colgar estos letreros.



Aquí tampoco hay empleo. ¿Quedo claro?

20090403

Como ahorrar 4970 dolares en una sola tarde

El domingo, nomás por no quedarse a holgazanear en casa, nos dimos una escapada al zoológico. Debo confesar que me gusta ir a esos sitios a pesar de que a veces es triste ver las condiciones en las que se encuentran algunos de los animales ya sea por descuido, por instalaciones deficientes o por la evidente molestia que, a los huéspedes, les provocan las multitudes de curiosos; pero el zoo es la único medio que muchos de nosotros tenemos para ver a seres que solo conoceremos en fotografías. Me ha tocado ir a zoológicos donde la mayoría de los animales cuentan con recintos espaciosos que les permiten no sentirse intimidados por los azorados ojos de los miran y donde pueden comportarse de manera mucho más natural que en el pequeño zoo al que fuimos, pero la visita resultó más agradable que otra cosa y comprobé que, a pesar de sus limitadas dimensiones, el zoo de Santa Bárbara, consigue hacer lindo el paseo sacrificando numero de especies en pro de la comodidad. Y como pude darme vuelo con la cámara, aquí traigo algunas fotos de lo que vimos:

No pelean, estas dos Guacamayas Verdes se estaban haciendo cariñitos. Yo creo que actuaban ;)

Los Guacamayos Azules bailaban. No sé si era Hip-Hop, pero de que tenían ritmo lo tenían! Se movían como si fueran un reflejo uno del otro.

A la derecha el patriarca de la manada de leones, a la izquierda mi gato. ¿En verdad hay semejanza o solo sobreestimo a este holgazan?

Mientras tanto, esta leona comenzó a acechar el trenecito atiborrado de niños donde, apretujados nos subimos, yo le vi verdaderas ganas de saltar a devorarse alguno. Puedo asegurar que no era la única a la que le hubiera gustado deshacerse a dos o tres =)

Los Tities de Orejas Blancas acaban de tener cría. Son tan pequeños que costo trabajo descubrir al recién nacido pero al final ahí estaba.

Las Palomas Corazón Sangrante de Luzón, con todo y su rimbombante nombre, daban a la primavera una alegre bienvenida. En un zoológico repleto de preescolares me habría gustado escuchar las explicaciones de los padres respecto a las extrañas actividades de estos dos.

Varios de estos Patos Reales silvestres, seguramente de regreso de su migración, hacen escala en el zoológico y roban comida a los elefantes. Habitación y alimento fácil y gratuito ¿Quién podría negarse?. Si yo fuera ave, definitivamente pondría casa cerca de un zoo.


Aquí una de las victimas, quien no parecía muy preocupada. No me pregunten porque, de todas tomas que le hice, fue esta la toma que más me gustó, en verdad no lo sé. =)

Los Leopardos, se dejaban ver, posaban para la cámara y observaban a las hileras de mirones detrás de los verdes cristales de su encierro. Afuera unos voluntarios mostraban una piel de un Leopardo de las Nieves para que uno pudiera sentir su textura. Que suavidad! Es una lástima que aun no se puedan compartir archivos táctiles aquí!


Un Pato Mandarin tomaba un baño en una charca detrás de una roca sin perder de vista a quienes pasábamos por ahí. Quizá intentaba pasar desapercibido pero con esos colores era imposible.



Las Guacamayas Rojas tenían competencia de gritos, aquí la ganadora. Bajo un cielo gris, las aves por su colorido se llevaron la tarde.


Y ya.

Me quede con ganas de tomar más fotos porque muchos animales no dejaron verse pues la multitud los intimidó, otros, por las condiciones de su hábitat, no eran un objetivo fácil; algunos por ser demasiado rápidos combinados con mi lentitud para hacer clic provocaron que terminara con un montón de imágenes borrosas que decidí eliminar (Con excepción de la foto de las palomitas del amor que vale la pena)

Ir al zoológico y venir a postear lo que vi probablemente es tonto, pero a mí me encantan los zoológicos porque me reviven el gusanito ese que me roe las entrañas desde que recuerdo y que me insiste que lo lleve a un safari en África. Nuestra entrada al zoo costo 30 dólares, trenecito incluido, un tour a África no lo encontraremos en menos de 3 mil y eso sin contar el vuelo. Por ahora este modesto post me basta.